30 años después vuelve el tétanos por prescindir de la vacuna

vacuna del tetanos

Correteaba alegremente como cualquier niño de 6 años. Pero se cayó y se abrió una brecha en la frente; Sus padres le limpiaron la herida y todo volvió a la normalidad. Pero al contrario que la mayoría de los niños, este no estaba vacunado. Así que nadie en su familia pudo imaginar que iba a pasar 47 días en la UCI. El tétanos acaba de volver a Oregón después de 30 años, según se explicita en el informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Seis días después de su caída, el niño comenzó a llorar, apretando la mandíbula y presentando espasmos musculares. Empezó a tener problemas para respirar, así que sus padres llamaron a los servicios de emergencia. El diagnóstico fue inmediato: tétanos. El niño quería agua pero le resultaba imposible abrir la boca para beber. Además de los espasmos en la mandíbula también sufría de una afección llamada opistótono o arcos en el cuello y la espalda, que empeoraban progresivamente. El niño ingresó en la unidad de cuidados intensivos, donde se le administró la vacuna contra el tétanos y otros medicamentos que contenían anticuerpos para combatir la bacteria. Clostridium tetani se llama y causa una enfermedad grave y costosa que, no obstante, se puede prevenir con una simple vacuna. Pero según el informe del CDC, no se la habían puesto a este niño ni tampoco ninguna de las otras vacunas recomendadas para un niño de su edad.

Sus padres no consideraban que las vacunas sean importantes. Ahora ya no piensan así. El pequeño tuvo que ser atendido en una habitación oscura, con tapones para los oídos, porque la estimulación empeoraba sus espasmos musculares. También le aplicaron un ventilador para ayudarle a respirar y le facilitaron medicamentos para la presión arterial y los espasmos musculares. Permaneció en la UCI durante 47 días y necesitó varias semanas de cuidados al salir del hospital y varios meses de rehabilitación, según se indica en el informe. La factura médica superó los 800.000 dólares.

Clostridium tetani

La bacteria Clostridium tetani es ubicua: no solo tiene que ver con la oxidación sino que se halla también fácilmente en el medio ambiente, incluso en el suelo, el polvo y las heces, y puede transmitirse si se produce una herida profunda y penetrante. El tétanos mata aproximadamente a 1 de cada 5 personas infectadas.

La única forma de protegerse es vacunarse. La vacuna DTPa inmuniza contra el tétanos, la difteria y la tos ferina. La difteria puede ocasionar que se forme una capa gruesa en la parte posterior de la garganta y causa dificultades respiratorias, parálisis, insuficiencia cardíaca y muerte. La tos ferina causa accesos de tos severos que pueden producir dificultad para respirar, vómitos y alteraciones del sueño. También puede provocar pérdida de peso, incontinencia y fractura de costillas. Hasta 2 de cada 100 adolescentes y 5 de cada 100 adultos con tos ferina son hospitalizados o tienen complicaciones, lo que podría incluir neumonía o la muerte.

Los CDC recomiendan dosis múltiples de la vacuna contra el tétanos (que también protege contra otras infecciones como la tos ferina) para niños: una dosis a los 2, 4 y 6 meses cada una; uno a los 15 a 18 meses; y uno de 4 a 6 años. Los preadolescentes también deben recibir otra versión de esa vacuna contra el tétanos y las personas deben recibir vacunas de refuerzo contra el tétanos una vez cada 10 años.

Sin embargo, incluso si se está al día con sus vacunas contra el tétanos, ante  cualquier tipo de herida de penetración intensa, conviene buscar atención médica para limpiarla y suturarla. Si no ha recibido una vacuna de refuerzo en más de cinco años, los médicos le recomendarán que se vacune. Se recomienda que las mujeres gestantes también se vacunen.

El tétanos es una enfermedad rara en España precisamente gracias a la vacunación. A medida que han mejorado las coberturas de vacunación los casos de tétanos han ido disminuyendo: en el período 2005-2015 se notificaron  136 casos de tétanos; desde 2009 se notifican una media de 10 casos al año. En los países desarrollados, gracias a la vacuna, los casos de esta infección han disminuido en un 95% y las muertes en un 99% desde la década de 1940.

Tétanos y vacunación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here