Detección precoz del cáncer gracias al olfato canino

Un equipo de investigación estadounidense ha conseguido demostrar que el olfato de los beagles es capaz de detectar el cáncer de pulmón con un 97% de efectividad y que además puede distinguir entre otros tipos de cáncer

Beagle

El olfato de los perros es capaz de detectar el cáncer de pulmón en el 97% de los casos. Así lo demuestra una investigación realizada en Estados Unidos en la región de Lake Erie. En concreto, perros de la raza beaglepudieron distinguir entre muestras de suero sanguíneo tomadas de pacientes con cáncer de pulmón maligno y otras con controles sanos. Esto supone un primer paso para identificar biomarcadores específicos de la enfermedad.

Según el equipo de investigación, las habilidades de los perros pueden ayudar a desarrollar métodos efectivos para la detección masiva del cáncer.

«Estamos utilizando los perros para clasificar las capas de olor hasta que identifiquemos los biomarcadores reveladores” Thomas Quinn, investigador.

Se escogió la raza beagle debido a que poseen unos genes olfativos superiores a los de otros perros. «Estamos utilizando los perros para clasificar las capas de olor hasta que identifiquemos los biomarcadores reveladores. Todavía hay mucho trabajo por delante, pero estamos avanzando bien», señala Thomas Quinn, autor principal de este estudio.

Se puso a los perros delante de muestras de suero sanguíneo. Algunas provenientes de pacientes con cáncer de pulmón y otras extraídas de personas sanas. Después de olfatear las muestras, se sentaban para indicar un hallazgo de cáncer o seguían andando para indicar que era una muestra sana.

Identificación de diferentes tipos de cáncer.

El estudio se encuentra actualmente en una segunda fase que lo lleve un paso más allá, de tal forma que los perros sean capaces de distinguir entre cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y cáncer de mama mediante muestras de la respiración de los pacientes recogidas en una máscara facial.

Para ello, los científicos tendrán primero que fraccionar las muestras en función de las propiedades físicas y químicas de cada una, para posteriormente presentarlas a los perros hasta que sean capaces de identificar los biomarcadores específicos de cada cáncer.

El doctor Quinn piensa que su investigación puede ayudar a mejorar notablemente la detección y diagnóstico especialmente del cáncer de pulmón, del que existe una alta tasa de falsos negativos cuando se hacen radiografías de tórax.  «En este momento, parece que los perros tienen una mejor capacidad natural para detectar el cáncer que nuestra tecnología más avanzada. Una vez que descubramos lo que saben y cómo, podremos ponernos al día», concluye el experto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here