¿Por qué se producen las alergias?

alergias

Las alergias se producen cuando el sistema inmune reacciona ante una sustancia extraña (como el polen, el veneno de abejas o la caspa de las mascotas) o un alimento que no provoca una reacción en la mayoría de las personas.

En el momento en el que el sistema inmunitario produce una reacción ante una sustancia, como el polen o ciertas mascotas, se produce lo que es conocido como alergia.

Esto sucede porque el sistema inmunitario crea anticuerpos, los cuales se encargan de identificar los alérgenos como enemigos del sistema, aunque este no represente una amenaza. A partir de aquí, entrar en contacto con estos alérgenos puede provocar distintas reacciones de tu cuerpo.

No todas las reacciones son iguales en las personas, ya que puede perjudicar de distintas maneras según el organismo de las personas. A pesar de que no tienen cura, hay distintos tratamientos que alivian los síntomas de estas.

Los tratamientos pueden variar según el paciente, por lo tanto, según la reacción que tenga dicha persona, se le aplicará un tipo de tratamiento u otro.

Síntomas

Dependiendo de la alergia, esta puede afectar a las vías respiratorias, senos o fosas nasales e incluso a la piel y al estómago, pudiendo ser reacciones leves o graves. Es importante saber que, los síntomas que estamos experimentando tienen que ver con una alergia, ya que los síntomas pueden tener un cierto parecido en distintas patologías. Por otro lado, las personas alérgicas pueden experimentar episodios más leves o graves, según el tipo de alergia que tenga, y según las reacciones que presente. En los casos más extremos, las personas alérgicas, pueden llegar a experimentar una situación complicada como la “anafilaxia”. Estos son los distintos síntomas de la alergia que se pueden llegar a producir:

–      Alergia alimentaria ocasiona:

  •  Hinchazón de legua, labios garganta o cara.
  • Hormigueo en la boca.
  •  Urticaria.
  • Anafilaxia.
  •  Dolor en el aparato digestivo.

–      Picadura de insecto:

  • Picazón en todo el cuerpo.
  •  Tos y opresión en el pecho. Dolor abdominal y silbilancia o falta de aire
  • Anafilaxia.
  • Edema en el lugar donde se ha producido la picadura.

–      Alergia a medicamentos:

  • Picor de piel.
  • Erupción cutánea.
  •  Hinchamiento de la cara.
  • Sibilancias.
  • Y en los casos más extremos, anafilaxia.

-Alergias a factores naturales:

  • Ojos con conjuntivitis.
  • Rinitis alérgica.

¿Qué es la anafilaxia?

Como hemos comentado anteriormente, se puede producir una reacción llamada “anafilaxia”, provocando una reacción grave en el organismo. Este tipo de reacción, es una emergencia que puede poner en riesgo la vida del paciente, por lo tanto, hay que estar muy atentos si comenzamos a sentir las distintas reacciones:

  • Pérdida del conocimiento.
  • Baja presión arterial.
  • Dificultad para respirar.
  • Aturdimiento.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Náuseas y vómitos.

Consulta al médico

En el caso de que tuvieses cualquier síntoma mencionado anteriormente, y aún no sepas si estás libre de alergias, es aconsejable que visites al médico, ya que este podrá ayudarte con los distintos tratamientos posibles.

si llevaras epinefrina contigo, debes inyectarte lo antes posible

En caso de que tuvieses una reacción como la anafilaxia, es importante que llames a emergencias, y si llevaras epinefrina contigo, debes inyectarte lo antes posible, así conseguirás calmar los síntomas. Sin embargo, si has tenido un ataque grave, no olvides acudir a tu médico, para realizar cualquier tipo de consulta con este, y que te ayude a prevenir este tipo de situaciones.

¿Qué puede causar las alergias?

Debido a que la alergia se produce en el momento en el que el cuerpo se presenta ante un alérgeno, al estar expuesto de nuevo a este, producirás la misma respuesta alérgica, que cuando lo tuviste por primera vez. Los síntomas alérgicos pueden ser producidos por distintas situaciones:

  • Alimentos: frutos secos, trigo, pescado, mariscos, huevo o leche.
  • Sustancias naturales: polen, caspa de mascotas, ácaros del polvo y moho.
  • Insectos: Picaduras de avispa y abeja.
  • Medicación: La penicilina o la aspirina.

¿Cómo aumentan las probabilidades de sufrir alguna alergia?

 Según tu estado fisiológico, puede aumentar el riesgo de que padezcas ciertos tipos de alergias. Por ejemplo, si algún familiar tuyo tiene o ha tenido alergias de algún tipo o asma. Por lo tanto, si padeces asma, es posible que llegues a tener algún tipo de alergia.

¿Qué complicaciones puede llegar a tener?

Si padeces algún tipo de alergia, lo más probable es que puedas llegar a tener ciertos problemas como:

  • Anafilaxia: Este tipo de reacción, que ya hemos explicado anteriormente, de produce debido a reacciones alérgicas, por lo tanto, si eres alérgico, tienes altas probabilidades de padecer esta reacción. Los alimentos o las picaduras de distintos insectos son los causantes de este tipo de reacciones.
  • Sinusitis e infecciones de los oídos o pulmones: Si eres una persona asmática, tienes más probabilidades de sufrir este tipo de afecciones, aunque no tienen porque llegar a producir una situación grave si se tratan.
  • Asma: Como ya sabemos, el asma se produce por estar expuesto a algún tipo de alérgenos, por lo que, si tienes alergia, tienes altas probabilidades de tener asma.

¿Cómo prevenir las reacciones alérgicas?

Según el tipo de alergia que tengas, las medidas de prevención pueden variar. Sin embargo, aquí te dejamos algunas de las precauciones generales que puedes adoptar:

  • Evita estar en contacto con los desencadenantes: Si eres alérgico al polen, permanece en sitios cerrados que te aíslen de este, en las épocas de mayor polinización. En el caso de que seas alérgico a los ácaros del polvo, desempolva, usa una aspiradora y lava las sábanas a menudo.
  • Lleva un brazalete de alerta médica: En el caso de que hayas sufrido una reacción alérgica grave, debes llevar un brazalete médico, por si vuelves a sufrir otro episodio, poder avisar urgentemente a los servicios sanitarios.

Continuamente se renuevan y mejoran los tratamiento, gracias a los estudios de los especialistas en alergología e inmunología clínica. La alergología se encarga directamente del estudio de las distintas alergias. Y, al igual que la anterior, la inmunología clínica, también estudia las alergias, aunque con un distinto enfoque, ya que se centra en la respuesta del sistema inmunitario a las reacciones inesperadas del cuerpo.

Si sufre algún tipo de reacción comentada anteriormente, póngase en contacto con su doctor y pida una cita ara que le realicen pruebas sobre la alergia que padece. Realizando esto, el doctor le podrá aconsejar sobre qué medicación es la más adecuada para usted, ya que las personas no son iguales y se optan por distintos tratamientos según las reacciones de los pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here