Linfoma intestinal y celiaquía: una relación estrecha

El Linfoma de intestino delgado supone el 50% de los cánceres gastrointestinales y la celiaquía es, en numerosas ocasiones, la culpable si no se sigue una dieta estricta sin gluten

Linfoma intestinal y celiaquía

Las constantes transgresiones de la dieta sin gluten por parte de los celiacos pueden ocasionar patologías que afectan directamente a la salud. Este es el caso del linfoma intestinal, una enfermedad ocasionada como consecuencia de una estimulación del sistema inmunológico. Por tanto, existe una relación directa entre el linfoma y celiaquía.

¿Se puede saltar la dieta sin gluten?

Cuando un paciente diagnosticado de celiaquía ingiere gluten, las células del intestino intentan defenderse y lo hacen dañando al intestino. Si las transgresiones se vuelven constantes, esas células se agotan y pueden llegar a convertirse en malignas ocasionando el linfoma.

Por este motivo, un paciente con enfermedad celiaca debe seguir de forma estricta la dieta para evitar enfermedades ocasionadas como consecuencia de la celiaquía y que se manifiestan, sobre todo, con dolor abdominal.

Aunque no existen muchos casos de linfoma intestinal relacionado con la celiaquía, se vuelve fundamental concienciar a los pacientes celiacos acerca de los peligros de saltarse la dieta y de las enfermedades que pueden surgir derivadas de la contaminación cruzada o de las transgresiones ya que se daña el aparato digestivo.

Padecer celiaquía supone un riesgo mayor de desarrollar tumores en el intestino delgado, como el linfoma y, por ello, la vigilancia de estos pacientes y el diagnóstico precoz son clave para la protección y curación.

Cómo seguir una dieta estricta sin gluten

Hoy en día son cada vez más las personas que se suman a la moda de comer sin gluten, aunque, por desgracia, no se trata de algo opcional para todos.

El gluten es una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno que no todo el mundo tolera y en el caso de los celiacos se produce una respuesta inmunitaria en el intestino delgado. Si se consumen productos libres de esta proteína, las vellosidades dañadas del intestino se regeneran pudiendo volver a absorber todos los nutrientes. Por tanto, esa atrofia vellositaria tiene solución.

Actualmente, los productos sin gluten son cada vez más populares entre la población, lo que hace que sea más fácil seguir una dieta estricta. Sin embargo, esto no es lo único que se debería tener en cuenta. A la hora de cocinar se debe procurar evitar la contaminación cruzada para así no ingerir partículas de gluten y por tanto no dañar el intestino.

La celiaquía es una enfermedad que a día de hoy no tiene cura y que se debe vigilar de cerca para prevenir posibles complicaciones que pueden derivar en cáncer intestinal u otras enfermedades como la diabetes. Solo siguiendo una dieta libre de gluten, se podrán evitar en un futuro las consecuencias de las transgresiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here