¿Qué es la hepatitis y cómo se trata?

La hepatitis es una enfermedad que afecta al hígado y que cada vez está más estudiada, pero que necesita todavía mucha investigación

0
Hepatitis

Desde hace unas semanas está en boca de muchos la nueva Hepatitis Infantil Aguda. Esta enfermedad lleva muchos años entre nosotros y todavía queda una larga investigación para ponerle fin. Existen muchos tipos de hepatitis y es importante conocerlos todos.

¿Qué es la hepatitis y cuáles son sus síntomas?

Como su nombre indica, la hepatitis es una inflamación hepática, es decir, del hígado. La inflamación es provocada por un virus, pero también puede tener otras causas como el alcoholismo, efectos adversos de medicamentos, enfermedades hereditarias o incluso inmunitaria.

La hepatitis es una enfermedad que puede ser aguda y que, por tanto, desaparece con el tratamiento adecuado, o, por el contrario, crónica. En este caso, se puede desarrollar cirrosis o incluso cáncer de hígado.

Los síntomas más frecuentes van desde la fatiga y la fiebre, hasta el dolor abdominal, náuseas, vómitos, pérdida de peso y picor en diferentes zonas del cuerpo.

Tipos de hepatitis

Desde la letra A hasta la letra E. 5 son los tipos de hepatitis que provocan enfermedad hepática pero que presentan diferencias significativas.

  • A: se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados. La infección es leve y la recuperación no requiere tratamiento.
  • B: Se transmite cuando la sangre, el semen u otro líquido corporal de una persona infectada entra en el cuerpo de una persona no infectada. Se puede llegar a producir cirrosis y cáncer de hígado.
  • C: se transmite por la exposición a sangre que presenta el virus. El sistema inmunitario elimina la infección en la mayoría de los casos, pero en otras ocasiones será necesaria la utilización de antivíricos. El problema viene en la posibilidad de que se vuelva crónica. Para los expertos, eliminar la hepatitis B y la C para 2030 “prevendría unos 36 millones de infecciones y salvaría 10 millones de vidas”.
  • D: solo afecta a personas ya infectadas por la hepatitis B puesto que el virus solo sobrevive con presencia del B. La afección es más grave.
  • E: se transmite a través del consumo de agua o alimentos contaminados. Esta enfermedad no tiene vacuna. Por tanto, la prevención mediante medidas higiénicas es importante.

Tratamiento de la hepatitis

El tratamiento de la hepatitis dependerá de la causa, del tipo y de los síntomas, es decir, de si es un caso agudo o crónico. Se necesitará tratamiento farmacológico y dietético.  Por el momento solo existen vacunas para la A Y B, aunque esta última también valdría para la D.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here