Salpingitis: síntomas, causas y tratamiento

0
Detección de salpingitis
Fuente de la imagen: Freepik

La salpingitis es un tipo de enfermedad inflamatoria que se da en los órganos reproductores femeninos. Se conocen diferentes variantes y ofrecen una sintomatología acusada que afecta a nivel físico. ¿Quieres conocer más?

A continuación, explicamos las claves fundamentales para entender qué es la salpingitis y cuáles son sus síntomas, causas y posibles tratamientos que se pueden aplicar.

¿Qué es la salpingitis y cuáles son sus síntomas?

La salpingitis es una enfermedad inflamatoria pélvica que afecta a las trompas de Falopio. Se considera una afección grave que padecen las mujeres, algo que puede desencadenar la esterilidad y la dificultad para tener hijos, ya que puede ser uno de los motivos por los que no consiguen quedarse embarazadas o, incluso, hace que pueda desarrollarse un embarazo ectópico.

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), los síntomas de la salpingitis son los siguientes:

  • Dolor en la zona pélvica.
  • En el caso de la salpingitis aguda, se presenta a través de fiebre y dolores en la parte baja del abdomen.
  • Si se da el caso de que se padece la salpingitis crónica, entonces puede ser algo más asintomática, aunque a veces puede aparecer cuando se tiene la menstruación manifestándose con dolores acusados en las zonas baja del abdomen.
  • El flujo vaginal llega a ser algo irregular e inusual, provocando mal olor.
  • Sangrado cuando se tienen relaciones sexuales de forma periódica; incluso, también se puede dar entre mitad de los periodos de la regla.
  • Al orinar se puede sentir sensación de ardor o escozor.
  • Calambres en la zona pélvica.

Causas de la salpingitis

La salpingitis se desarrolla una vez que se dan las siguientes causas:

  • Cuando se tiene una enfermedad de transmisión sexual (ETS) y no se trata adecuadamente, puede desencadenar una reacción mucho peor en el organismo.
  • Si se tienen demasiadas relaciones sexuales con varias personas y de forma activa.
  • Si se utilizan duchas vaginales habitualmente.
  • En el caso de que se tengan relaciones de riesgo.
  • También se puede desarrollar cuando se utiliza un dispositivo intrauterino (DIU).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres con vida sexual activa son propensas a padecer la enfermedad. En realidad, la infección se puede dar principalmente por las relaciones sexuales. En este sentido, puede provocar también un tipo de clamidia, la cual se inicia en la vagina para que, poco a poco, ascienda hacia todo el tracto genital.


De este modo, es preciso destacar que una vida sexual activa es una de las principales causas, sobre todo si no se utilizan métodos anticonceptivos como el preservativo. Así, se puede producir la inflamación interna por causa polimicrobiana.

Tratamiento de la salpingitis

El diagnóstico se suele realizar una vez que se conocen los síntomas y se realiza un análisis que corrobore la enfermedad. A partir de ahí, se puede iniciar un tratamiento mediante antibióticos (doxiciclina, azitromicina, eritromicina o levofloxacino según el tipo de infección que se padezca) y antiinflamatorios. Solo así se alivia el dolor y el malestar interno de la zona pélvica.

En el caso de que la situación se agrave, debe recibir un tratamiento quirúrgico a través de una cirugía de drenaje o, incluso, la extirpación de las trompas si se encuentran en muy mal estado.

En definitiva, las medidas para tratar la salpingitis son directas y eficientes; no obstante, es bueno acudir al médico siempre que existan molestias o se tenga la sospecha de que esta enfermedad se ha desarrollado. Una vez que se detecta el problema, es bueno tener un conocimiento del estado de salud en el que nos encontramos y buscar soluciones médicas que resuelvan la situación antes de que empeore.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here