Un test detecta si la mujer desarrollará cáncer de cérvix en el plazo de seis años

El test detecta tanto la presencia como la persistencia del virus del papiloma humano (VPH) en el cuello de útero de la mujer, lo que potencialmente puede derivar en el desarrollo de lesiones precancerosas. Ello es posible gracias a que esta prueba amplifica el ARNm del VPH detectando las infecciones activas.

Test.

En España, se diagnostican alrededor de 2.511 nuevos casos al año de cáncer de cérvix y se producen alrededor de 840 muertes anuales.  La detección temprana de lesiones precancerosas permite tratarlas más fácilmente y para ello están jugando un papel fundamental las nuevas pruebas de diagnóstico molecular.

Entre ellas, destaca ahora un test basado en la amplificación del ARN del virus del papiloma humano (causante de este tipo de tumor), que anticipa el riesgo de desarrollo de lesiones precancerosas en la mujer por un período de tiempo de hasta 6 años y reduce en un 23% los errores de diagnóstico por falsos positivos clínicos. Este test ha sido desarrollado por la compañía de tecnología sanitaria Hologic.

El tratamiento precoz previene hasta el 80% de los casos de cáncer cervicouterino

Estudio Iftner

Así se ha demostrado en Alemania, mediante un estudio realizado en 10.040 mujeres que acudieron a su cribado de rutina y cuyos resultados se han publicado en la revista Journal of Clinical Microbiology firmado por el profesor Thomas Iftner, jefe de la División de Virología Experimental del Instituto de Virología Médica y Epidemiología de las Enfermedades Virales de la Universidad de Tuebingen (Alemania).

Dichos resultados concluyen que la prueba de diagnóstico molecular basada en ARN supone un cribado más preciso y específico, ya que predice las infecciones con una excelente sensibilidad (capacidad de la prueba para detectar la enfermedad) y una mayor especificidad (capacidad de la prueba para detectar la ausencia de la enfermedad).

De hecho, en una población de un millón de mujeres, el test evitaría el diagnóstico erróneo de 12.000 mujeres, es decir, unas 130.000 mujeres en toda España entre 30 y 60 años, edades en las que se realizan los test de detección. Además, les permitiría ahorrarse los exámenes de seguimiento para confirmar la presencia de lesiones precancerosas y los sobretratamientos innecesarios, disminuyendo la ansiedad de las pacientes.

Una estrategia óptima de cribado debería identificar las situaciones con riesgo de progresión a cáncer de cérvix, maximizando así los beneficios de un programa de cribado, pero al tiempo debería evitar el sobrediagnóstico y, con él, el seguimiento innecesario de mujeres que no presentan riesgo real de desarrollar cáncer en los próximos 5 años”, explica Miguel Sainz de los Terreros, el director de Medical Affairs de Hologic, compañía de tecnología médica dedicada principalmente a mejorar la salud y el bienestar de las mujeres mediante la detección precoz de enfermedades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here