Consejos prácticos para evitar el desperdicio de alimentos en casa

0
Desperdicio de alimentos

¿Quién no ha cocinado de más alguna vez? Todos nos hemos visto en la situación de tener la nevera llena de sobras que, con el tiempo se van poniendo malas. Para gran parte de la población mundial, el desperdicio de alimentos se ha convertido en costumbre: comprar más alimentos de los que necesitamos, dejar que alimentos se estropeen o comer con los ojos en lugar de con el estómago.

Según la Organización de Naciones Unidas, ONU, el desperdicio masivo de alimentos se ha convertido en un problema que no solo es de los países ricos. Casi una quinta parte de toda la comida del mundo acaba en los cubos de basura de las casas, los restaurantes y otros servicios alimentarios, asegura un informe de la agencia de la ONU para el medio ambiente. Por tanto, reducir el desperdicio y reducir las pérdidas debe de ser una prioridad para cuidar del planeta.

Quizás no sea una cifra muy reveladora si no se está familiarizado con los niveles de producción de alimentos, pero dicho de otra forma, esta comida que termina en la basura bastaría para alimentar a dos mil millones de personas, más del doble de personas que sufren desnutrición en el mundo.

La sociedad cada vez se vuelve más consumista y es en gran parte responsable de la situación. Por ello, es importante saber cómo evitar el desperdicio de alimentos con el objetivo de frenar este problema que afecta también al calentamiento global. La cadena de suministro y la cadena de producción no cesan y asimismo ocurre con la cadena alimentaria.

Consejos para no desperdiciar comida

La comida no se desperdicia solamente cuando no la comemos porque consideremos que está en mal estado o simplemente por equivocarnos al calcular la cantidad que vamos a ingerir. Existen muchas razones por las que un alimento es desechado sin ser consumido, como por ejemplo su destrucción durante el transporte o que no sea adquirido antes de caducar. El desperdicio alimentario, por tanto, es más común de lo que pensamos, sobre todo a nivel mundial.

Tirarlo a la basura siembre es una de las formas más fáciles de deshacernos de los alimentos producidos y la pérdida y el desperdicio de alimentos provoca emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que estaríamos contribuyendo al cambio climático.

La solución a este problema para por la consciencia del consumidor. Con una serie de acciones que se pueden llevar a cabo en el hogar se puede luchar contra el malgasto o desperdicio de alimentos.

Algunos de los consejos que te pueden ayudar en este cometido son:

  • Planifica tu menú semanal. De esta forma sabrás cuándo consumir ciertos alimentos antes de que caduquen. También evitarás comprar alimentos de más.
  • Haz una lista de la compra detallada para comprar solo lo necesario para la semana y el menú programado.
  • Infórmate sobre cómo guardar los alimentos para que se conserven mejor.
  • Fíjate en la fecha de caducidad y prioriza el consumo de los alimentos con una menor fecha. También acuérdate de fijarte en la fecha de consumo preferente.
  • Congela los alimentos que se pueda si no los vas a consumir. A todos nos surgen planes de vez en cuando, así que para que no se ponga mala la comida en la nevera conserva los alimentos o incluso las sobras de comida.
  • Utiliza un plato para calcular las cantidades adecuadas de comida. Si lo haces a ojo al final la comida restante se almacenará en el frigorífico y no tendrás ganas de tomártelas. Consigue que no sobre comida.
  • Sigue un orden en la nevera. Los alimentos que antes caducan ponlos delante y los demás atrás. Lo mismo con la fruta y verduras que compres. Siempre la vieja debe encontrarse en la parte superior o frontal.
  • Sigue la filosofía de la cocina de aprovechamiento. Con los alimentos sobrantes deja volar tu imaginación para crear nuevas recetas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here