El embarazo durante el primer trimestre

Durante el embarazo emprendemos el apasionante camino de traer al mundo a nuestro futuro hijo. Los primeros meses resultarán claves para una correcta gestación y para empezar a conocer a la criatura que traeremos al mundo dentro de nueve meses.

embarazo primer trimestre

Al quedarte embarazada comienza el camino más apasionante que vas a recorrer en tu vida: el de traer al mundo a tu futuro hijo. Sin embargo, este camino al principio puede resultar abrumador. Sobre todo, si es la primera vez, durante el primer trimestre de embarazo surgirán un sinfín de dudas: qué pruebas médicas se deben hacer, que hábitos de vida son recomendables para el desarrollo de mi hijo, cuándo debo hacerme la primera ecografía… Lo primero que debes hacer es que tu ginecólogo es la persona más indicada para aconsejarte y darte el apoyo que necesitas. Y este artículo te servirá para conocer en líneas generales como es el primer trimestre del embarazo.

Duración del embarazo

Lo primero que debes saber es que, la afirmación de que el embarazo dura nueve meses puede confundirnos. Si pensamos que un mes tiene cuatro semanas nos saldrán mal las primeras cuentas, puesto que un mes dura entre dos y tres días más, según tenga 30 o 31 días.

Un embarazo tiene una duración aproximada de 280 días. O lo que es lo mismo, unas 38 semanas desde el momento de la fecundación del óvulo. Normalmente, el retraso de la regla lo detectarás entre la semana 5 y la 6. Es el momento indicado para realizar un test de embarazo, si el retraso es de más de 15 días y el resultado es positivo, ¡estás embarazada! Ahora comienza la aventura de traer a tu hijo al mundo.

Primer mes de embarazo

Aquí puede que todavía no sepas que estás embarazada. Durante el primer mes vienen las primeras señales de la gestación en las que ahora entraremos.

El primer mes de embarazo se empieza a contar desde el primer día de la última menstruación, lo que puede llegar a ser dos o tres semanas antes de la fecundación.  Este periodo es el que pasa más desapercibido, puesto que la primera señal de que estás embarazada no llega hasta el primer retraso de la menstruación.

Sin embargo, además del retraso de la llegada del periodo, existen otros síntomas que pueden ayudarte a desvelar el embarazo. No todos se presentan de la misma forma en todas las mujeres ni tampoco con la misma intensidad. Sin embargo, algunos muy comunes son: náuseas, cambios de humor, cansancio excesivo e irritabilidad.

Y una vez que sabes que estás embarazada viene la siguiente pregunta: ¿Cómo es ahora mi futuro hijo? La fecundación tiene lugar en el momento de la unión entre el óvulo y el espermatozoide. Esta unión da lugar al cigoto que se desplaza al útero donde se implanta en el noveno día de la concepción. Durante los primeros días se dividirá en grupos de células que darán lugar más adelante al sistema nervioso central, estructuras digestivas y óseas, así como el sistema sanguíneo. También en este periodo se empieza a formar la placenta que hará que la madre envíe oxígeno y nutrientes a su hijo.

En este periodo, el embrión mide cuatro milímetros y pesa un gramo.

Segundo mes de embarazo

Aquí es donde comienza la formación de los órganos. También pueden distinguirse ya los brazos y piernas del embrión. Aquí, tu futuro hijo crece hasta aproximadamente unos 3 centímetros y triplica su peso hasta los 3 gramos.   

La cara comienza a perfilarse con la formación de los ojos y los pabellones auditivos, aunque todavía no se ven las orejas. La parte inferior del embrión tiene un aspecto alargado que desaparece al final de este mes.

Entre las semanas cinco y siete del embarazo se definen los dedos de los pies y las manos. También aquí se van formando los órganos principales como por ejemplo el intestino, la vejiga, el estómago o el apéndice.

Hacia el final del segundo mes, en la octava semana, viene uno de los momentos más mágicos de un embarazo: por fin puedes escuchar los latidos del corazón de tu hijo a un ritmo de entre 140 y 150 latidos por minuto. También en esta semana comienza a apreciarse un primer desarrollo de huesos y músculos.

Tercer mes de embarazo

Aquí termina de formarse el feto para empezar a desarrollarse a partir del segundo trimestre del embarazo. Aunque todavía no notemos un aumento del tamaño del vientre, la futura madre puede comenzar a experimentar un ligero tamaño de sus senos. También aquí ya aparecen algunos síntomas como cambios de humor, cansancio, sueño y un primer aumento de peso, de uno o dos kg.

Aquí está prevista una ecografía muy importante pues es la que te dará la morfología del feto y se determinarán posibles anomalías del embarazo si existieran. Aquí, tu ginecólogo te dará la primera información importante como el tipo de embarazo, si es sólo un niño o son gemelos y el sexo del bebé.

En esa ecografía, verás que la forma del feto ya es de ser humano. Los brazos y piernas crecen y quedan definidos, aparecen incluso ya las uñas. La cabeza ya es del todo redonda y los ojos se sitúan en su posición natural en el centro del rostro.

Hacia el final del primer trimestre de embarazo el sistema renal comienza a funcionar y el feto ya orina. Además, también se distinguen los genitales. En este momento el feto ya es un bebé en miniatura, que mide unos 10 centímetros y pesa 50 gramos y ya se mueve, da pataditas y extiende los brazos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here