Guía básica para cuidar tu salud mental

Aquí encontrarás algunos consejos básicos para poder cuidar de tu salud mental

0
salud mental

La salud mental es uno de los principales problemas que se encuentran presentes en nuestra sociedad. De hecho, cuatro de cada cinco personas que necesitan atención por trastornos mentales. Para poder participar en el apoyo continuo a las personas que lo necesitan, se ofrecen una serie de consejos básicos para ser capaces de cuidar nuestra salud mental.

Cuidar la alimentación

La alimentación también afecta a la salud mental de las personas. Es necesario seleccionar los alimentos que componen nuestra dieta diaria. Lo aconsejable es evitar los alimentos grasos o excesivamente azucarados. Mientras que lo recomendable es comer mucha fruta, verduras y alimentos ricos en fibra.

Hacer ejercicio

Hacer deporte siempre es positivo, especialmente hacerlo 3 veces por semana, puesto que nos ayuda a segregar endorfinas y serotonina, hormonas muy relacionadas con la sensación de bienestar.

Cuidar las horas de sueño

Dependiendo de cada persona, es importante dormir entre 6 y 8 horas, aproximadamente, cada día. Además, también se aconseja intentar dormir siempre a la misma hora para poder seguir la misma rutina cada día.

Meditar

Hay estudios que aseguran las ventajas que tiene la meditación para mejorar el estado mental de las personas. Puedes empezar a meditar como principiante e ir avanzando con el tiempo para disminuir la ansiedad y el estrés.

Marcar objetivos

Hay que marcarse metas tanto a corto, como medio y largo plazo. Siempre hay que intentar encontrar un sentido a todo. Las metas pueden ser cualquier cosa, desde intentar conseguir un ascenso en trabajo, como terminar de ver la serie que tanto gusta. Una vez que nos marcamos una meta, nuestro cerebro comienza a focalizarse en ello y le un sentido a la vida.

Organizar nuestro tiempo

Es necesario aprender a priorizar. Lo ideal sería trabajar una lista con la cantidad de cosas que te gustaría hacer. A partir de ahí, ordena las tareas en función de la prioridad que tengan. Esta es una buena forma de sentirse más productivo y cuidar nuestra salud mental.

Controlar las emociones

Hay que pensar fríamente antes de actuar bajo impulsos momentáneos. Es importante no angustiarse con cualquier circunstancia que se salga de lo normal. No hay que centrarse en el problema, sino pensar una solución para salir de él.

Cuidar las relaciones con los demás

Hay que cuidar las relaciones personales que tenemos con las demás personas. El contacto social se asocia con la oxiticina, un neuropéptido que proporciona sensación de bienestar. Por ello, es importante que cuidar las amistades que se tienen y las relaciones con la familia. Su apoyo suele ser de gran ayuda en los trastornos psicológicos y un remedio para combatir la ansiedad.

Cuenta a los demás las preocupaciones

No hay que escudarse dentro de uno mismo. En el caso de que una persona se sienta mal, lo que debe hacer es hablarlo con alguien, puede ser de confianza o con un experto para que nos ayude. Pero es muy importante no guardarse las preocupaciones para uno mismo, sino compartirlas.

Siempre pensar en positivo

Todo va a salir bien, porque de todas las situaciones se sale. Hay que adoptar una actitud constructiva y positiva. En ella, hay que aceptarse a uno mismo y lo que le rodea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here