Qué beneficios tienen los frutos rojos

Gracias a su alta composición en atioxidantes, los frutos rojos nos ayudan a reducir el colesterol, cuidar de nuestra salud cardiovascular y en especial, luchar contra los radicales libres, elementos que aceleran el envejecimiento celular y aumentan la predisposición al cáncer.

Frutos rojos.

Propiedades nutricionales de los frutos rojos

  • Cuentan con una gran cantidad de flavonides y antioxidantes.
  • Cuanto más intenso sea el color del fruto, mayor será su valor nutricional. 
  • Gracias a su alta composición en atioxidantes, los frutos rojos nos ayudan a reducir el colesterol, cuidar de nuestra salud cardiovascular y en especial, luchar contra los radicales libres, elementos que aceleran el envejecimiento celular y aumentan la predisposición al cáncer.
  • Sus componentes básicos a base de antocianos han demostrado ser muy activos frente enfermedades cardiovasculares o, por ejemplo, el Alzheimer o la diabetes.
  • Son muy adecuados para tratar la artritis, bajar la inflamación y prevenir infecciones.

Beneficios de los frutos rojos

Fresas

Esta fruta es rica en vitaminas E, C, B y K betacarotenos, folatos, potasio y fibra. Sus beneficios son múltiples, ya que limpian los dientes y ayudan a regular el tránsito intestinal. Con respecto a los antioxidantes, se ha demostrado que son de gran utilidad para contrarrestar la formación de radicales libres y el envejecimiento de la piel.

También aportan buenas cantidades de Omega3. En este sentido, son muy recomendables para personas con problemas de colesterol. Con respecto al cuidado dental, sirven para mantener unas encías saludables.

Grosellas negras

Tienen una mayor cantidad de vitamina C que la naranja. Además, mejoran la funcionalidad de los vasos sanguíneos y el sistema vascular. Tienen un gran contenido de potasio y por su efecto diurético se puede recomendar a aquellas personas que padecen hipertensión.

Frambuesas

Cuenta con propiedades antioxidantes, vitamina A, C y E, junto a otras sustancias beneficiosas de la salud como los ácidos cafeico, butírico y gálico, todas ellas ayudan a prevenir enfermedades degenerativas como el cáncer. Además, la frambuesa es rica en ácido elágico, potente compuesto anticancerígeno y antimutagénico.

Este fruto del bosque es muy rico en vitamina C, con importantes propiedades antioxidantes que ayudan a neutralizar los efectos negativos de los radicales libres en el organismo de las personas.

También protege la vista por su elevado contenido en luteína, pigmento capaz de filtrar los rayos ultravioletas del sol que tanto daño generan en la retina.

Cerezas

Las cerezas son una gran fuente de beta-caroteno (vitamina A). De hecho, contienen 19 veces más beta-caroteno que los arándanos y las fresas. Además, son ricas en vitaminas C, E, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y fibra. Debido a que las cerezas contienen antocianinas, pueden reducir la inflamación y los síntomas de la artritis y la gota.

Asimismo, comer cerezas disminuye el riesgo de diabetes, siendo aptas también para el consumo de los pacientes con diabetes, dado que no contienen más glucosa que frutas como la pera.

Debido a sus poderosos beneficios anti-inflamatorios, las cerezas pueden actuar en reducir el dolor. En este sentido, son muy recomendables para el dolor de tendones y músculos que sufren por sobrecarga los corredores y atletas.

Ciruela roja

La ciruela tiene un alto contenido en agua (83%), fibra (2%) e hidratos de carbono (11%), pero apenas contiene grasas (0,2%) ni proteínas (0,8%). Esta composición nutricional la convierte en un alimento energético, alcalinizante, depurativo, refrescante, ligero y tonificante, capaz de estimular el sistema nervioso y combatir la fatiga.

Por su bajo contenido calórico y su acción drenante es aconsejable en caso de sobrepeso. El zumo extraído de su pulpa depura y tonifica el organismo.

Moras

Se las considera como frutos nutritivos y refrescantes, ya que contienen cerca del 85% de agua y un 10% de excelentes azúcares y presentan un bajo aporte calórico. Aportan antioxidantes a nuestro organismo, al ser ricas en pigmentos naturales.

Dentro de las vitaminas, cabe destacar la vitamina C, E, algo de vitamina A y del grupo B. En cuanto a su composición en minerales, aportan al ser humano potasio, hierro, calcio, magnesio, manganeso y zinc.

Estos frutos son buenos para los niños y personas que necesitan dietas hipocalóricas. También son buenas para aquellas personas con problemas cardíacos, colesterol elevado, hipertensión, diabetes, problemas circulatorios o afecciones de la piel, reumatismo, gota o artritis y para las personas con fiebres tifoideas o estados febriles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here