El consumo moderado de grasa parda puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2

Un estudio sobre este lípido advierte que su consumo puede ayudar a eliminar aminoácidos ramificados, unas moléculas que pueden ser causantes de la enfermedad. Gracias a la investigación se abre una puerta al estudio de nuevos medicamentos.

diabetes

Un equipo de investigación de la universidad de Rutgers, ha averiguado como la grasa parda, también conocida como tejido adiposo marrón, puede ayudar al cuerpo a eliminar aminoácidos ramificados y esenciales de la sangre. Unas moléculas asociadas al desarrollo obesidad y la diabetes.

Este tipo de aminoácidos, conocidos por las siglas BBAA, son abundantes en alimentos como los huevos, carne, pescado, pollo o leche. Son sustancias a menudo beneficiosas para mejorar el rendimiento de los deportistas. Sin embargo, un aumento excesivo de sus niveles puede provocar a largo plazo obesidad o diabetes.

Tal y como explica el coautor del estudio Labros Sidossis,  “Los suplementos de BCAA son beneficiosos para aquellos que tienen grasa parda activa (es decir, personas sanas), pero pueden ser perjudiciales para aquellos que no tienen grasa parda (es decir, personas ancianas, obesas o diabéticas, pues estos tienen poca capacidad para eliminarlos posteriormente)”.

Este tipo de grasa podría ayudar a proteger contra la obesidad y la diabetes debido a que funciona mejor que la grasa blanca en la tarea de eliminar aminoácidos. No obstante, son necesarios más estudios para examinar por qué algunos humanos tienen este tipo de grasa y otros no.

La proteína SLC25A44 clave para la eliminación de aminoácidos.

El estudio descubrió que una nueva proteína, llamada SLC25A44, es clave a la hora de controlar la velocidad a la que la grasa parda elimina aminoácidos.

“La existencia de un transportador mitocondrial de BCAA ha estado en juego más de 20 años, pero no había sido identificado.  Ahora sería muy útil averiguar cómo podemos manipularlo para que sea capaz de eliminar la mayor cantidad de BCAA posible y mejorar así la salud metabólica”, asegura el investigador.

Los expertos todavía necesitan determinar si la absorción de los BCAA por la grasa parda puede ser controlada por factores del entorno o por medicamentos. «Esto podría mejorar los niveles de azúcar en sangre que están relacionados con la diabetes y la obesidad», concluye Sidossis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here