¿Pueden infectarse los gatos de coronavirus?

Las personas pueden transmitir el coronavirus a los gatos, pero no al revés.

gatos coronavirus

De acuerdo con un informe científico-técnico del Ministerio de Sanidad relativo a la COVID-19, los gatos son susceptibles a la infección y pueden desarrollar la enfermedad. Se ha observado que el virus puede transmitirse de humanos a gatos y entre gatos. Sin embargo, no hay evidencia de transmisión de animales a humanos.

En cualquier caso, los animales domésticos no parecen desempeñar un papel epidemiológico relevante en la propagación de COVID-19. Si ponemos en una balanza el número de casos detectados en animales y el número de casos humanos, se puede considerar que la COVID-19 es una enfermedad de humanos, transmitida fundamentalmente entre humanos.

De hecho, las medidas de control contra la propagación del coronavirus dirigidas exclusivamente a humanos (distanciamiento, confinamiento, lavado/desinfección de manos, etc.) están teniendo un impacto decisivo en el control de esta epidemia.

La mayoría de los casos en los que se detectaron animales infectados, estos mostraban una sintomatología leve o inexistente. Además, habían tenido contacto previo con personas diagnosticadas de COVID-19 o con sospecha de enfermedad como la causa más probable de contagio.

¿Cómo podemos protegerles?

Ante la conclusión de que los felinos pueden ser infectados por la COVID-19, el Grupo Asesor para la COVID-19 de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) ha pedido limitar las salidas incontroladas del domicilio de los gatos domésticos para evitar que entren en contacto con otros animales y, especialmente, con otros gatos.

Lo más responsable, de acuerdo con el Consejo Asesor, es que las personas que presenten síntomas o padezcan la enfermedad traten de dejar a sus mascotas al cuidado de otra persona. De no ser posible, que mantengan las medidas requeridas por las autoridades para el control de la infección: uso de guantes y mascarilla, higiene, distancia en el trato, etc.

En cualquier caso, desde la OCV han reiterado que no es necesario crear una alarma social, ya que los casos de transmisión de gato a gato o de humano a gato confirmados son muy pocos a nivel mundial. Basta con tener cautela y, sobre todo, recordar que hablamos de posibles transmisiones de humanos a felinos, pero no al revés.

Estudios en animales de compañía

De acuerdo con el informe del Ministerio de Sanidad, se ha observado en estudios experimentales la infección en gatos y hurones. Esta tenía replicación activa del virus en vías respiratorias, y también se observó con mucha menor intensidad en perros.

Por otra parte, en la ciudad de Wuhan (China) se analizó una muestra de 102 gatos obtenida después del inicio del brote, y 14% tenían anticuerpos frente al Sars CoV-2. Los gatos que habían estado en contacto con personas enfermas de COVID-19 tenían títulos más altos que los gatos callejeros.

Tras estos estudios, se concluye que es posible la transmisión humano-gato, y también existe la posibilidad de transmisión gato-gato y entre hurones. En resumen, los gatos son susceptibles a la infección y pueden desarrollar la enfermedad. Sin embargo, en este momento, no hay evidencia de transmisión desde los animales a los humanos ni parece que la enfermedad en animales tenga una gran contribución en la epidemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here