Relacionan el aislamiento social en la niñez con la aparición de esquizofrenia

Investigadores de la Universidad de Valencia ha relacionado las enfermedades psiquiátricas, con experiencias traumáticas durante los primeros años de vida.

aislamiento

Los traumas, el aislamiento social o el estrés desarrollado en las primeras etapas, puede tener incidencia en el desarrollo de enfermedades psíquicas, como la esquizofrenia. Según los científicos Esther Castillo, Marta Pérez y Juan Nàcher, “las experiencias aversivas en la niñez remodelan la estructura y la conectividad de las neuronas y constituyen un factor de predisposición para sufrir estos trastornos.

Según expertos en este tipo de estudios, “los resultados reproducen algunas de las alteraciones, tanto de comportamiento, como de estructura y neuroquímicas, que se encuentran en la esquizofrenia”. La principal anomalía que se produce entre las distintas neuronas, son especialmente entre el córtex prefrontal y la amígdala. Lo cuál apunta a que el desequilibrio puede verse causados por los distintos cambios producidos en las moléculas que intervienen en el sistema nervioso.

Por otro lado, habiendo realizado pruebas después del aislamiento, muestra distintas consecuencias en el comportamiento de los animales. Según afirma los investigadores Castillo, Pérez y Nàcher, “el estrés en las primeras etapas de vida induce una locomoción aumentada y actitudes vinculadas con la ansiedad”.

Los resultados reproducen algunas de las alteraciones, tanto de comportamiento, como de estructura y neuroquímicas, que se encuentran en la esquizofrenia

El equipo que ha participado en la investigación, ha creado un nuevo modelo llamado de doble impacto. Este consiste en el aislamiento de los ratones, desde que finaliza el período de lactancia con una inyección en el córtex prefrontal de una sustancia llamada dizocipilna, que bloquea un receptor neuronal necesario para el desarrollo de las distintas conexiones neuronales.

Afirman los investigadores que “El modelo de doble impacto constituye una valiosa herramienta para futuros experimentos que exploran los efectos de experiencias traumáticas durante las etapas tempranas de vida y las bases neurológicas de los trastornos mentales, como la esquizofrenia”, valorando así su posible uso en nuevos fármacos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here