Cáncer de colon: qué es, cuáles son sus causas y síntomas

Cáncer de colon

El cáncer de colon afecta directamente a la parte última del tubo digestivo, el intestino grueso. Este tipo de tumores tiene su comienzo debido a la agrupación de células pequeñas que no son cancerosas, es decir, un tipo de tumor benigno. Sin embargo, según pasa el tiempo, pueden acabar convirtiéndose en cáncer colorrectal.

Los pólipos pueden ser pequeños y no causar gran cantidad de síntomas. Por eso, los médicos recomiendan la realización de análisis regulares para una detección precoz de este tipo de enfermedades, con el fin de ayudar a prevenir el cáncer de colon mediante la identificación y su extirpación.

Síntomas del cáncer de colon

Hay varios síntomas del cáncer de colon. Normalmente, los síntomas suelen aparecer en una etapa más avanzada, ya que las primeras etapas no suelen ofrecer ninguna señal en la mayoría de personas.

–      Distintos signos como diarrea o estreñimiento, que se mantiene durante más de cuatro semanas, con una consistencia diferente a la anterior, en las heces, teniendo una duración de más de cuatro semanas. Además de sangrado rectal, o sangre en heces.

–     Molestia abdominal que persiste, calambres, gases y dolores. Teniendo una sensación de que no se vaciaron los intestinos por completo.

–      Fatiga, debilidad y/o adelgazamiento sin causa aparente.

En el momento que la persona presente síntomas, se debe realizar una consulta al médico. Igualmente, si tienes más de 50 años es recomendable que le pidas al médico llevar un control mediante análisis.

Además, si se tuviera antecedentes familiares, el médico dirá si es recomendable que empieces a hacerte análisis de control en una edad más temprana.

En muchos casos, no es posible saber qué es exactamente lo que provoca el cáncer de colon. Se sabe que el cáncer de colon, ocurre en las células sanas de este órgano que tienen errores en su ADN. Estas células sanas, terminan creciendo y dividiéndose, pero cuando existe una célula dañada, se vuelven células cancerosas y se dividen. Por lo tanto, mientras estas se van juntando, terminan formando un tumor.

Hay mutaciones genéticas que son hereditarias que terminan aumentando el riesgo de padecer este tipo de cáncer. Sin embargo, estas mutaciones no terminan siendo un factor determinante para que una persona padezca cáncer, aunque si aumentan el riesgo.

¿Qué tipo de cánceres de colon son frecuentes?

Existen distintos tipos de mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de padecer este tipo de cáncer. Entre ellos destacan:

–      Cáncer colorrectal hereditario no poliposo: Este tipo de síndrome, aumenta riesgo de padecer cáncer de colon y otros tipos. Las personas, que tienen este tipo de cáncer, es posible que padezcan cáncer antes de cumplir 50 años.

–      Poliposis adenomatosa hereditaria: Este tipo de anomalía, es un trastorno no frecuente que hace aparecer pólipos en el revestimiento del colon y el recto. Por lo tanto, las personas con este trastorno, tienen un riesgo alto de padecer cáncer de colon antes de los 40 años. Por lo tanto, es conveniente realizar análisis de control debido a antecedentes familiares.

Factores que pueden provocar cáncer de colon

Además, existen otros factores de riesgo que pueden interferir en la aparición de este cáncer. Entre ellos destacan:

  • La edad: No tiene el mismo riesgo de padecer una persona de 30 años que de 50. De hecho, la mayoría de personas con diagnóstico de este tipo de cáncer, suelen tener más de 50 años.
  •  Antecedentes personales y de familiares con cáncer: Las personas que han tenido cáncer de colon ya, tienen más probabilidades de sufrirlo de nuevo en un futuro. Además, las personas que tienen o han tenido familiares con cáncer de colon, también tienen más probabilidades de sufrirlo que otras.
  •  Enfermedades inflamatorias: Las enfermedades inflamatorias del colon como la enfermedad de Kohn o la colitis ulcerosa, pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon.
  • Dieta: La dieta es uno de los factores más importantes en el desarrollo de este tipo de enfermedades, ya que una dieta rica en grasas pero pobre en fibra, resulta perjudicial para la salud.
  • Alcohol y tabaco: El consumo excesivo de alcohol y el consumo de tabaco, son también factores que inciden claramente en el desarrollo de este tipo de enfermedad.  

La dieta, un importante desencadenante

La relación entre la dieta que consumimos y padecer cáncer de colon (y otros) es muy clara, y así lo demuestran distinto estudios. La dieta occidental actual, contiene un alto contenido de grasa y escasa aportación de fibra.

Debido a este tipo de alimentación, puede llegar a existir una inflamación de hígado que afecte a los microorganismos que se encuentran en el colon. Por lo tanto, una alimentación baja en grasas y rica en fibra, ayudará a reducir el riesgo de padecer este tipo de cáncer.

Consume gran cantidad de frutas, vegetales y cereales (integrales). Este tipo de cereales, contiene gran cantidad de propiedades como vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, teniendo influencia en la prevención del cáncer.

Consejos

  • No abusar del alcohol: Limitar la cantidad de alcohol que consumas, favorecerá a tu estilo de vida y tu organismo, por lo que limita tu dieta a una copa al día.
  • No fumar: Fumar es muy perjudicial para la salud, y favorece la aparición de estas enfermedades, debido a la cantidad de propiedades tóxicas que mantiene, por lo que, si quieres evitar que aparezcan este tipo de enfermedades, evita el tabaco a toda costa.
  • Realizar ejercicio: El deporte es un gran aliado para nuestra vida, ya que mejora el estado de nuestro cuerpo. Al hacer deporte, mejoramos de gran manera nuestro estado de salud, y además quemamos calorías y grasas perjudiciales para nuestro organismo, eliminando así las toxinas.

Además, al realizar actividad física, conseguimos mantener un peso saludable para nuestro cuerpo, siempre y cuando lo acompañemos de una dieta saludable.

Tratamiento del cáncer de colon

Aunque existen varias opciones de tratamiento para este tipo de cáncer, el más efectivo es la extirpación del tumor, mediante cirugía, sobre todo en las personas que mantienen este tumor en una etapa temprana.

Después de la cirugía, lo más probable es que se le administre quimioterapia (pudiendo tener efectos secundarios en el cuerpo), para eliminar cualquier resto de célula cancerígena que pueda haber.

En los casos más avanzados, se suministrara directamente quimioterapia o terapias dirigidas, para controlar el tumor. Por lo tanto, en el caso de que uno de estos comience a fallar y no producir efecto, se le aplicará otro tipo. Incluso, el doctor podrá valorar si se hace uso de la inmunoterapia.

La inmunoterapia es una medicación que activa el sistema inmunológico para que consiga reconocer las células cancerígenas y atacarlas.

¿Cómo prevenirlo?

Además de los consejos ofrecidos anteriormente, es recomendable realizarse análisis para su prevención. Sobre todo si se trata de una edad superior a los 50 años, debido a su riesgo de padecer esta enfermedad. Por otro lado, las personas con antecedentes familiares también pueden llegar a tener cáncer de colon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here