¿Cómo se produce el contagio de VPH?

virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en ambos sexos. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 290 millones de mujeres  presentan una infección por VPH y los expertos han asegurado que afecta al 80% de la población sexualmente activa en algún momento de su vida.

La Asociación Española de patología cervical y colposcopia explica que el virus del papiloma humano (VPH) es un virus que puede infectar la piel (VPH cutáneos) y las mucosas (VPH mucosales). Se han identificado más de 200 tipos diferentes, y de ellos, unos 40 son capaces de infectar la mucosa genital y anal de ambos sexos.

Tipos de VPH

Los VPH que infectan las mucosas se subdividen en:

  • Virus de alto riesgo u oncogénicos (VPH-AR) por su capacidad de desarrollar lesiones precursoras del cáncer (lesiones premalignas) y cáncer. Dentro de este grupo los tipos 16 y 18 son los más importantes dado que son los responsables de aproximadamente el 70% de los cánceres de cuello de útero.
  • Virus de bajo riesgo (VPH-BR), que no están relacionados con el cáncer pero causan lesiones benignas (verrugas genitales o condilomas). Los tipos 6 y 11 causan el 90% de las verrugas genitales.

¿Cómo se contagia?

El VPH se transmite mediante el contacto de la piel o mucosas. La principal vía de contagio es la vía sexual (por penetración vaginal y/o anal y, menos frecuentemente, por el contacto piel con piel de la zona genital y por el sexo oral).

Cualquier persona sexualmente activa que tenga contacto genital (incluso sin penetración) con otra persona infectada por el VPH puede contagiarse.

Es importante tener en cuenta que el VPH puede transmitirse incluso cuando la persona infectada no presenta signos ni síntomas. Por ello, toda persona sexualmente activa puede contraer el VPH, incluso si tiene relaciones sexuales con una sola persona.

Tras la infección de VPH, este puede permanecer inactivo durante un tiempo prolongado, por lo que la detección del virus puede evidenciarse años después de la transmisión.

También es posible presentar síntomas años después de tener relaciones sexuales con una persona infectada, lo que dificulta saber cuándo la persona fue infectada por primera vez.

No obstante, desde la aparición del virus hasta el desarrollo de un cáncer de cuello de útero pueden trascurrir años, aunque dependiendo de la evolución del virus depende de su agresividad, de la inmunocompetencia de la paciente y de otros cofactores, como el tabaquismo.

¿Cuál es la frecuencia de contagio?

Se estima que aproximadamente el 80% de las mujeres sexualmente activas contactan con al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida, porcentaje que es todavía mayor en el caso de los hombres.

La mayor probabilidad de contagio se da en los primeros años de vida sexual por lo que entre el 20-30% de mujeres jóvenes (antes de los 30 años) son portadoras de VPH-AR. El porcentaje de portadoras disminuye progresivamente con la edad hasta situarse por debajo del 10% en mujeres mayores de 50 años. Sin embargo, cabe resaltar que más del 80% de estas infecciones son transitorias y se resuelven en el transcurso de los dos años posteriores a la infección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here