¿Cómo se produce la infección de orina?

Las infecciones urinarias son producidas en los riñones, la vejiga, los uréteres y la uretra. De las infecciones producidas en estos aparatos, la mayoría aparecen en la vejiga y la uretra.

Por otro lado, las mujeres tienden a ser más propensas que los hombres a la hora de contraer infecciones. Normalmente, las infecciones no llegan a ser graves, ya que suelen limitarse a partes como la vejiga. Pero si se extiende a los riñones, entonces puede llegar a tener consecuencias graves.

Por lo general, los médicos tratan las infecciones de las vías urinarias con antibióticos. Pero puedes tomar medidas para reducir las probabilidades de contraer una infección urinaria en primer lugar.

Tipos de infecciones del tracto urinario

1-     Pielonefritis: La pielonefritis se produce cuándo la infección afecta a los riñones. Los síntomas de esta pueden darse con dolor en la espalda, fiebre, temblores, escalofríos y náuseas.

2-     Cistitis: Este tipo de infección se produce en el momento que afecta a la vejiga. Los síntomas en casos de cistitis incluyen: presión pélvica, molestias en la parte inferior del abdomen y micciones frecuentes y dolorosas.

3-     Uretritis: Se produce en el momento que afecta a la uretra. En esta, los síntomas se presentan con escozor al orinar y secreción.

Síntomas

Hay varios síntomas que se producen cuando hay infección de orina. Por lo tanto, si sufres algunos de los que se comentan a continuación, no dudes en acudir al médico. Los síntomas son:

–         Incontinencia urinaria.

–         Ardor al orinar

–         Orinar gran número de veces en pequeñas cantidades

–         Orina de color turbio o rojizo

–         Orina de fuerte olor

–         Dolor pélvico (sobre todo en las mujeres)

¿Por qué se producen?

Las infecciones ocurren en el momento que ciertas bacterias se internan en las vías urinarias mediante la uretra, comenzando a multiplicarse en la vejiga. A pesar de que el aparato urinario está listo para detener a estas bacterias, a veces estas defensas fallan. Al ocurrir esto, las bacterias crecen, llegando a realizar una infección desarrollada en estas vías.

Factores de riesgo que afectan a su aparición

Por lo general, estas infecciones se dan especialmente en mujeres, y suelen tener más de una infección a lo largo de su vida. Entre los factores, destacan:

–  Anatomía femenina: Las mujeres, al tener la uretra más corta que la de los hombres, hay menos camino que recorrer para las bacterias, lo que hace que sea más fácil para las bacterias, llegar a la vejiga.

–  Relaciones sexuales: Las personas que mantienen una actividad sexual elevada, tienden a tener más riesgo de infección.

–   Patologías en las vías urinarias: Las personas que nacen con anormalidades en las vías urinarias, que no permiten que la orina salga con normalidad, hacen que esta retroceda a la uretra, corriendo así el riesgo de producir infecciones.

 Cálculos renales y otros: Obstrucciones de este tipo en las vías, puede hacer que la orina resulte atrapada y aumente así el riesgo de padecer alguna infección.

Deficiencias del sistema inmunitario: Las distintas enfermedades que afectan al sistema inmunitario, aumenta el riesgo de infecciones.

– Uso de catéter: El uso de este tipo de tubo, de personas que no pueden orinar, corren el riesgo elevado de padecer infecciones.

Enfermedades infecciosas: Las enfermedades infecciosas, también pueden afectar al sistema urinario, provocando infección de orina

¿Qué pasa si no se tratan las infecciones?

Si las infecciones se tratan bien, no suelen generar ningún tipo de complicación. En cambio, si no es tratada, puede tener consecuencias.

Sus consecuencias son:

– Daño permanente en los riñones, por una infección renal aguda, provocada por una infección urinaria no tratada.

– Aumenta el riesgo de las mujeres embarazadas, en tener un bebé de peso bajo a la hora del nacimiento.

– Septicemia, la cual es una complicación de las infecciones, que llega a poner en riesgo la vida, si su infección se extiende hasta los riñones.

¿Cómo prevenir las infecciones?

Hay varias formas para la reducción de sufrir infección en las vías urinarias. Todas ellas relacionadas con el estilo de vida de la persona:

–         Beber agua: Beber gran cantidad de agua al día, limpia los riñones, ayudando a diluir la orina, consiguiendo expulsar las bacterias.

–         Higiene: A la hora de limpiarte, procura hacerlo de adelante, hacia atrás, impidiendo así que las bacterias de la parte anal, lleguen a la vagina y uretra. Además, vaciar la vejiga después de realizar el acto sexual, ayuda también a expulsar las bacterias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here