¿Cuáles son los virus que causan la gripe?

hombre enfermo de gripe

La gripe es una enfermedad causada por los virus de la influenza. La mayoría de las personas contraen la gripe cuando inhalan o tocan gotitas provenientes de la tos o los estornudos de alguien que la tiene.

Síntomas de la gripe

Uno de los primeros síntomas de la gripe es la fiebre (entre 39 y 41ºC) aunque también pueden aparecer:

  • Dolor de cuerpo
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Falta de apetito
  • Tos seca

La mayoría de los síntomas desaparecen al cabo de 4 o 7 días, aunque la tos y la sensación de cansancio pueden durar semanas.

Tipos de virus que causan la gripe

Existen tres tipos de virus gripales A, B, C y D. Los más importantes son el A y el B, ya que el C no provoca epidemias, sólo infecciones sin síntomas o con manifestaciones poco trascendentes y el D afecta únicamente a animales.

Gripe A

Se dividen en subtipos según dos proteínas de la superficie del virus: la hemaglutinina (H) y la neuraminidasa (N). Existen 18 subtipos de hemaglutinina y 11 subtipos de neuraminidasa diferentes (de H1 a H18 y de N1 a N11, respectivamente). Si bien existen potencialmente 198 combinaciones del subtipo de influenza A, solo se han detectado 131 subtipos por naturaleza. Los actuales subtipos de virus de influenza A que circulan habitualmente entre las personas son: A(H1N1) y A(H3N2).

La gripe A es la que predomina en aves salvajes y se transmite a través de diferentes especies (animales y humanos). Este virus tiende a cambiar continuamente, ya sea por mutaciones o por reordenación genética. De esta forma, se evita la inmunidad de huésped. 

Gripe B

Los virus de influenza B no se dividen en subtipos, pero en cambio se clasifican en dos linajes: B/Yamagata y B/Victoria.

El virus de la gripe B es mucho menos mutable y, por tanto, mucho más estable y fácil de controlar (la cepa B muta tres veces más lentamente que la A), lo que hace más fácil para los humanos desarrollar una inmunidad. 

Gripe C

Los virus de tipo C se detectan con menos frecuencia, de causar síntomas, estos suelen provocar infecciones leves, más parecidas a las de un resfriado común que a una gripe estacional, por lo que carecen de importancia desde el punto de vista de la salud pública. Rara vez se da en adultos y en niños, en muy raras ocasiones causan infecciones respiratorias graves. Por eso, la inmunidad para este virus no se incluye dentro de las vacunas contra la gripe.

Gripe D

A día de hoy, solo se afecta a animales y no parecen ser causa de infección ni enfermedad en el ser humano.

¿Por qué la vacuna de la gripe se renueva cada año?

La razón por la que tenemos que vacunarnos cada año, o por la que podemos enfermar de gripe varias veces en la vida, se debe a la capacidad del virus de la gripe para cambiar en su superficie: en las proteínas H y N.

Estas proteínas son las que reconoce nuestro sistema inmune y contra las que fabrica los anticuerpos. Estos anticuerpos no son totalmente eficaces ante un virus que sufrió una mutación leve (lo que pasa anualmente) o pueden ser totalmente ineficaces si se trata de una mutación mayor, generando así, un nuevo virus.

De esta manera la vacuna de la gripe debe “rehacerse” cada año, mientras no tengamos vacunas dirigidas contra la parte del virus que no varía (vacunas universales), que se están investigando.

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

La mayoría de las personas que contrae la gripe desarrollará una enfermedad leve, no necesitará atención médica ni medicamentos antivirales y se recuperará en menos de dos semanas. Sin embargo, algunas personas tienen mayores probabilidades de desarrollar complicaciones, que pueden requerir hospitalización y, a veces, hasta supondrán la muerte del paciente. Enfermedades como la neumonía, bronquitis, sinusitis e infecciones del oído son algunos ejemplos de complicaciones relacionadas con la influenza.

Las personas más vulnerables a esta enfermedad serán:

  • Personas de más de 65 años
  • Mujeres embarazadas
  • Niños pequeños
  • Pacientes asmáticos
  • Pacientes con enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares
  • Diabéticos
  • Personas inmunodeprimidas
  • Cáncer
  • Niños con afecciones neurológicas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here