Cuidados que debes seguir si eres portador de un marcapasos

0
Imagen de un marcapasos

Un marcapasos es un pequeño dispositivo cuya función es identificar cuando el corazón está latiendo irregularmente o en forma muy lenta y emitir un impulso para que lo haga al ritmo correcto.

De tamaño parecido al de un reloj de pulsera, hermético y, normalmente, de titanio, este dispositivo se coloca debajo de la piel en una zona próxima a una de las clavículas. Esta suerte de “generador” dispone de unos cables que llegan hasta el corazón a través de una vena. En España hay más de 12.500 marcapasos implantados, según el registro nacional de estos aparatos (datos de 2016).

¿Cuándo está indicado?

Según la Fundación Española del Corazón, los marcapasos están indicados para trastornos del ritmo cardiaco con disminución anormal de la frecuencia cardiaca. En este sentido, identifican dos causas principales de una caída anormal de la frecuencia cardiaca:

  • La incapacidad del nódulo sinusal (grupo celular donde comienza el impulso eléctrico que da origen a un latido cardiaco) de producir el suficiente número de impulsos por minuto. Así, la implantación de este tipo de dispositivos estaría indicada si, además de la disminución de la frecuencia cardiaca, se presentan síntomas como el síncope (pérdida de conocimiento), la insuficiencia cardiaca (dificultad para respirar, hinchazón en las piernas) o la angina (dolor torácico).
  • El fallo de la conducción de los impulsos producidos por el nódulo sinusal al músculo del corazón.

Tipos de marcapasos

La división más aceptada sobre los tipos de marcapasos hace referencia al número de cables y sus funciones. Y la elección del mismo será realizada valorada por el médico en función de la enfermedad a tratar, el estado general del paciente y de otras enfermedades que pueda padecer.

  • Unicamerales: trabajan en un solo punto del corazón con un solo cable. A su vez, pueden ser ventriculares o auriculares.
  • Bicamerales: constan de dos cables (uno para cada cámara cardiaca) y se llaman también doble cámara o secuenciales
  • Tricamerales: además, añaden la posibilidad de estimular en el ventrículo izquierdo del corazón.

Consejos si tienes un marcapasos

Según recoge la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, la instalación de un marcapasos es necesaria para que el paciente pueda desarrollar una vida normal, ya que corrige síntomas como mareos, fatiga, pérdida de conciencia, provocados por las alteraciones en el ritmo o en la fuerza de bombeo del corazón. Incluso, señalan, en algunos casos este dispositivo puede lograr que el paciente realice mayor grado de ejercicio.

Deporte: La práctica del deporte está muy recomendada en estos pacientes. Incluso aquellos que requieren movimientos bruscos del brazo, como el tenis o el golf. La única salvedad es evitar deportes en el que pueda recibir golpes sobre el marcapasos como el fútbol, artes marciales, etc.

Viajes: Puede utilizar cualquier medio de transporte. Sin embargo, sea consciente de la normativa específica si va a conducir un coche. Además, en el caso de que le moleste el cinturón de seguridad por pasar por encima del marcapasos coméntelo con los especialistas de la consulta de seguimiento.

Tomar el sol: puede tomar el sol, pero sin exponer la piel sobre el generador de marcapasos durante horas, ya que se podría recalentar el metal que envuelve al marcapasos y producir una quemadura interna.

Dieta y relaciones sexuales: ninguna de las dos tiene por qué verse afectada.

Cuidado con los imanes

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos apunta que la mayoría de las máquinas y dispositivos de los que nos rodeamos (nevera, lavadora, secador, ordenador, equipos de sonido, etc.) no interferirán con los marcapasos. Pero, “algunas con campos magnéticos fuertes sí lo pueden hacer”, y advierten: “No ponga un imán cerca de su marcapasos”.

Las recomendaciones de los expertos son mantener algunos dispositivos a al menos 30 centímetros de distancia del sitio donde está ubicado el marcapasos bajo la piel:

  • Herramientas inalámbricas de pilas (como destornilladores y taladros)
  • Herramientas eléctricas de enchufar (como taladros y sierras de mesa)
  • Cortacéspedes eléctricos
  • Tragamonedas
  • Altavoces estereofónicos

Además, si tiene un teléfono móvil, no lo guarde en un bolsillo del mismo lado del cuerpo donde está el marcapasos, y, al utilizarlo sosténgalo en el oído del lado opuesto del cuerpo.

Por último, si debe acudir al hospital a realizarse alguna prueba, advierta a los profesionales que le atiendan que es un portador de marcapasos, ya que algunos equipos médicos pueden producir interferencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here