Día Mundial de Concienciación del Autismo, 2 de abril

Debido a la gran cantidad de autismo reconocido en niños, en 2007 la Asamblea General del sistema de las Naciones Unidas estableció el 2 de abril como el Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo.

Mediante esta acción, procuró que los Estados Miembros tomaran medidas para la toma de conciencia de la sociedad sobre el autismo. Por lo tanto, con este día se pretende la inclusión de las personas con espectro del autista en la sociedad.

La celebración destaca la importancia de que las personas con esta patología puedan acceder a las tecnologías para conseguir que lleven una vida independiente, ejerciendo así la convención de sus derechos humanos básicos.

El pasado año se puso en marcha una estrategia en relación a las tecnologías, consiguiendo que estas se encuentren en consonancia con la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los derechos humanos.

¿Qué es el autismo?

El autismo o Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo de la persona y se manifiesta en los primeros años de edad, siendo permanente el resto de su vida.

Al manifestarse (y durante el resto del tiempo) las personas con esta discapacidad presentan distintos síntomas:

–         Deficiencias a la hora de comunicarse e interactuar socialmente.

–         Seguir ciertos patrones repetitivos de comportamiento e intereses.

¿Cómo se manifiesta?

Algunos indicios que pueden diferenciar a personas con autismo (niños y adultos) suelen darse en distintas situaciones:

  • Se manifiesta en la escuela o el parvulario, mostrando desinterés en interactuar con otros niños.
  • No suelen realizar las acciones normales que haría cualquier niño con juguetes.
  • No mantienen el contacto visual con quién les habla y se relaciona con ellos.
  • No entienden los chistes ni los dobles sentidos de las frases, y tienden a realizar un lenguaje literal.
  • Evitan el contacto físico y tienen poca sensibilidad al dolor.
  • Mantienen comportamientos extraños o repetitivos, como realizar siempre los mismos movimientos en algunas situaciones.

Por otro lado, puede haber personas con este trastorno, que mantienen más nivel intelectual, notando que son diferentes y sin entender por qué.

¿Por qué se produce?

La manifestación varía según el grado de cada persona. Por lo tanto, podemos decir que si en otros trastornos observamos grandes diferencias entre los pacientes, en el autismo ocurre más a menudo.

En España, el número de afectados por este trastorno es de 13.000, es decir, 1 de cada 1000

Debido a este aumento de casos, la vigilancia y evaluación precoz de esta puede ayudar a sus tratamiento, para obtener así mejores resultados.

Esta patología se produce debido al desajuste neuronal de la persona, producido por mutaciones genéticas. Pero, este componente no se encuentra siempre presente, puesto que se ha observado que estos trastorno pueden deberse a distintos factores.

Por otro lado, la gravedad del autismo puede variar. Los casos que son más graves se caracterizan por ausencia de habla para toda la vida. Además, incluyen distintos comportamientos caracterizados por ser repetitivos, agresivos y dañinos para la propia persona. De hecho, cuando prevalece mucho tiempo este comportamiento, es difícil de cambiar, haciendo más complicado su tratamiento y educación.

En cambio, las formas más leves de esta patología, pueden llegar a confundirse con la timidez, falta de atención o excentricidad.

Por lo tanto, durante este día, debemos reivindicar los derechos de las personas y comprometernos con los valores de igualdad, equidad e inclusión. Se consigue así la participación de todas las personas que tengan la patología del autismo. Y se asegura que cuenten con las herramientas tecnológicas necesarias para poder ejercer sus derechos y libertades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here