La estrecha relación entre la diabetes y la enfermedad cardiovascular

1 de cada 3 personas con diabetes tipo 2 presenta enfermedad cardiovascular establecida. De estas, 9 de cada 10 tienen enfermedad cardiovascular ateroesclerótica.

enfermedad cardiovascular

Tras analizar datos de cerca de 10.000 participantes, el estudio internacional CAPTURE ha revelado que 1 de cada 3 personas con diabetes tipo 2 presenta enfermedad cardiovascular establecida. Además, concluye que la más común es la enfermedad cardiovascular ateroesclerótica: la presentan 9 de cada 10.

Se trata del mayor estudio de la historia sobre riesgo cardiovascular en diabetes tipo 2. Ha analizado datos de pacientes de 13 países y 5 continentes diferentes.

El ensayo ha recopilado, por primera vez, información referente a la enfermedad cardiovascular en diabetes tipo 2 tanto en el ámbito de la Atención Primaria como especializada.

Ha puesto así de relieve que una significativa proporción de personas con diabetes tipo 2 son tratadas por médicos de Atención Primaria que a su vez colaboran con especialistas en diabetes.

Enfermedad cardiovascular ateroesclerótica

La causa de la enfermedad cardiovascular ateroesclerótica es la acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias en (y sobre) las paredes de las arterias, lo que causa que los vasos sanguíneos se estrechen y se reduzca, en consecuencia, el flujo sanguíneo.

Esto puede ocasionar eventos como un ataque al corazón o un ictus.

“La enfermedad cardiovascular es la principal causa de discapacidad y muerte entre las personas con diabetes tipo 2. Sin embargo, hasta hace poco no se reconocía completamente y a escala global el estrecho vínculo que une a la diabetes tipo 2 y a la enfermedad cardiovascular”, explica Stephen Gough, director médico de Novo Nordisk.

Tratamientos con beneficios cardiovasculares

Solo 2 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular ateroesclerótica están recibiendo tratamientos para bajar sus niveles de glucosa que tengan, además, beneficios cardiovasculares probados.

“A pesar de la elevada prevalencia de la enfermedad cardiovascular ateroesclerótica entre la población con diabetes tipo 2, la mayoría no reciben ningún tratamiento dirigido a reducir el riesgo de episodios cardiovasculares”, afirma la investigadora principal del estudio, la Dra. Ofri Mosenzon, consultora de Novo Nordisk y la Unidad de Diabetes del Centro Médico Hadassah, en Israel.

“Es fundamental que prioricemos el factor cardiovascular como una de las claves de la gestión de la diabetes tipo 2. Se hace necesaria, por un lado, la concienciación de las personas con diabetes tipo 2 acerca de sus factores de riesgo y, por otro, la investigación activa de los profesionales sanitarios en torno a los mismos», continúa la Dra.

«Hoy podemos abordar dichos factores de riesgo a través de tratamientos con demostrados beneficios cardiovasculares, tal y como se recomienda en numerosas guías de tratamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here