El 90% de los sangrados en pacientes con hemofilia grave se produce en las articulaciones

En el encuentro ‘LIDERhemos, Now is the time’, organizado por la compañía farmacéutica Sobi, los expertos han explicado que los nuevos factores de vida media extendida alargan el nivel de protección en sangre frente a posibles hemorragias y proporcionan a los pacientes una mejoría en su calidad de vida.

Hemofilia tratamiento vida media extendida

Los nuevos tratamientos de vida media extendida reponen el factor de coagulación deficiente en la persona con hemofilia ya que contienen el fragmento Fc de una inmunoglobulina humana (anticuerpos), lo que permite que permanezca más tiempo en la sangre del paciente después de ser inyectado. Por ello, expertos españoles reunidos en el encuentro ‘LIDERhemos, Now is the time’, organizado por la compañía farmacéutica Sobi en Madrid, han hecho hincapié en que, según su experiencia en práctica clínica, esta innovación terapéutica proporciona a los pacientes una mejoría en su calidad de vida.

Hasta ahora los tratamientos se limitaban a las terapias convencionales, las cuales estaban condicionadas por sus semividas relativamente cortas que obligaba a los pacientes a inyectarse hasta tres veces por semana para mantener los niveles de protección adecuados. Sin embargo, los nuevos productos de vida media extendida permiten corregir la deficiencia del factor de manera más prolongada en el tiempo.

Esto supone que el tratamiento mantenga su eficacia por más días, conllevando una mejoría en la calidad de vida de los pacientes. Así, el Dr. Ramiro Núñez, jefe de sección de Trombosis y Hemostasia de la U.G.C de Hematología del Hospital Universitario Virgen del Rocío y ponente en el encuentro, ha destacado que en las personas con hemofilia B, “estos tratamientos aumentan alrededor de cinco veces más su vida media en sangre con respecto a los convencionales”. En cuanto a estos tratamientos para las personas con hemofilia A, el doctor Núñez ha señalado que “los factores VIII de vida media prolongada reducen en su práctica clínica habitual un 30% las inyecciones”.

«el aumento en el intervalo de las administraciones que permite este tratamiento era un anhelo de este colectivo de pacientes, que ahora ven que es una posibilidad real”, explica el dr. Núñez.

Avances y abordaje multidisciplinar en protección articular

Los pacientes con hemofilia experimentan episodios de sangrado que afectan principalmente a las articulaciones. Se estima que hasta un 90% de todos los episodios hemorrágicos en pacientes con hemofilia grave se produce en las articulaciones (80% en tobillos, rodillas y codos). Estas hemorragias articulares (hemartrosis) causan cambios patológicos dentro de las articulaciones que pueden resultar muy dolorosos e incapacitantes y pueden provocar dolor crónico, morbilidad y afectar considerablemente a la funcionalidad y a la calidad de vida5.

En este sentido, “los tratamientos de vida media prolongada aportan un mayor grado de protección y prevención de los sangrados subclínicos”, ha explicado el doctor Núñez, lo que repercute directamente en las articulaciones. “La realización de una profilaxis sistemática en los pacientes con hemofilia es el mayor avance en cuanto a la protección articular se refiere”, ha añadido.

El inicio del tratamiento en edades tempranas de la vida, una adherencia adecuada al tratamiento y el mantenimiento del mismo una vez alcanzada la edad adulta son medidas fundamentales para la protección articular. Asimismo, “en el ámbito de la protección articular, la colaboración estrecha y fluida con rehabilitadores, fisioterapeutas y hematólogos resulta de gran ayuda para elaborar un abordaje integral del paciente y diseñar planes de actuación concretos para cada paciente que deriven en una mejoría de la salud articular, ya sea con el objetivo de prevenir el desarrollo de una artropatía o de evitar la progresión de la misma en aquellos casos en los que ya está presente”, ha añadido el doctor.

En este sentido, el director médico de Sobi™, Juan Vila, ha señalado que “gracias a la continua mejora en los tratamientos, así como en los cuidados de salud y seguimiento del paciente, éste puede desarrollar una vida normal, ya sea en su dimensión laboral o social”. A lo que ha añadido que “el acceso a las opciones terapéuticas está garantizado en nuestro entorno, permitiendo al médico ofertar a cada paciente la opción que considere más idónea”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here