El dentista puede detectar casos de diabetes

La salud bucodental y la labor del dentista a la hora de lograr un diagnóstico precoz en personas con diabetes podrían ofrecer una gran ayuda a la hora de trazar a personas que no tienen conocimiento de que sufren la enfermedad.

Los elevados niveles de glucosa en sangre que tienen las personas diabéticas causan daños a los vasos sanguíneos, neuronas y el sistema inmune. Estas lesiones son los causantes de los problemas de cicatrización e inmunología que padecen las personas que tienen diabetes. Las consecuencias de este deterioro a nivel odontológico conllevan que los pacientes corran un mayor riesgo de contraer infecciones y problemas de salud bucodental.

Uno de los hallazgos respecto a marcadores que relacionan a la diabetes y a la salud dental es la existencia de una relación entre los niveles de azúcar en sangre y la enfermedad periodontal. La periodontitis es conocida como la enfermedad de las encías. Esta patología es una infección que causa un abundante sangrado de encías, daña el tejido blando y puede llegar a destruir el hueso que agarra los dientes.

Ambas patologías están relacionadas de forma bidireccional. Por un lado, una mala salud periodontal incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. De forma análoga, una diabetes mal controlada también incrementará las posibilidades de sufrir enfermedades de las encías. Es más, tal y como indica el Colegio General de Dentistas, un 90% de los pacientes con diabetes son propensos a padecer enfermedades gingivales severas.

La candidiasis oral es otra enfermedad dental que puede ayudar a los dentistas a la hora de detectar a las personas que padecen diabetes y lo desconocen. De media, las personas diabéticas presentan candidiasis en su mucosa bucal. Más aún, existen estudios como el de “Candidiasis bucal en pacientes con diabetes mellitus” que han averiguado que la candidiasis agrava la manifestación de enfermedades existentes en las personas, y en particular, a las que sufren diabetes mellitus. En consecuencia, la hipoglucemia, la pérdida de dientes o la debilidad dental son signos frecuentes en pacientes diabéticos o con prediabetes que el dentista podría relacionar.

Protocolo para detectar diabetes en la consulta dental

El estudio DiabetRisk pone al dentista en el eje de la detección precoz de la diabetes. A través de un protocolo para clínicas dentales, el trabajo propone coordinar al profesional de la salud bucodental con el especialista en endocrinología para derivar a pacientes.

Según esta investigación impulsada por la Fundación SEPA, el Grupo de Investigación ETEP (Etiología y Terapéutica de las Enfermedades Periodontales) de la Universidad Complutense de Madrid y la multinacional Sunstar, debería establecerse un protocolo para que las clínicas dentales detecten la diabetes. Concretamente, el trabajo señala que una estrategia que aúne al dentista y al endocrino detectaría un 8% de casos en las consultas dentales.

La propuesta detalla que el método más efectivo para realizar un diagnóstico sería a través de la cumplimentación del cuestionario de referencia mundial llamado FINDRISC (FINnish Diabetes Risk Score). Posteriormente, el paciente deberá someterse a una prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c) y finalmente se hará un examen exploratorio periodontal básico.

Según el Doctor Eduardo Montero, coordinador del estudio DiabetRisk, el protocolo debería ponerse en marcha cuanto antes, ya que, “es factible y eficiente en la identificación de personas en riesgo de sufrir diabetes o prediabetes no diagnosticadas”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here