Heces con sangre: causas y cuándo ir al médico

Las razones por las que una persona puede encontrar sangrado en sus heces son por hemorroides, fisura anal, gastroenteritis, enfermedad inflamatoria intestinal, diverticulitis o una úlcera en el estómago.

Dolor abdominal.
Men with abdominal pain standing, holding the body and hands Photos, concepts of health and medical care

Muchas veces encontramos sangrado en nuestras heces y no sabemos por qué puede ocurrir esta situación. Son muchas las personas que rápidamente se preocupan por las causas del sangrado, pensando que puede ser cáncer. Sin embargo, existen una serie de razones por las cuales puedes encontrar sangrado en las heces y no siempre se trata de un cáncer:

  • Hemorroides. Es el trastorno más frecuente por el que una persona encuentra sangre en sus heces. Se las conoce también como almorranas y consisten en la inflamación o irritación de los vasos sanguíneos que irritan la zona. Producen muchas molestias a la persona que las padece y pueden ser internas o externas, éstas últimas pueden verse bien mediante un espejo. En la mayoría de los casos, suelen desaparecer por sí solas a los pocos días, pero si no ocurre eso en la farmacia se pueden encontrar productos sin receta, geles y pomadas, que aliviarán el dolor.
  • Fisura anal. Las fisuras anales producen desgarros del tejido que reviste el ano, debido a una tensión anómala de ese tejido. Esto sucede cuando la persona sufre estreñimiento. Se ven y, normalmente, se curan solas, siempre que se mantenga bien limpia la zona. Hay que limpiarla siempre con agua y jabón, evitando el papel.
  • Gastroenteritis. Se trata de una infección del intestino y puede deberse a un virus o bien a una intoxicación alimentaria. El síntoma más habitual es la diarrea, pero también puede conllevar vómitos, dolor en el abdomen, deshidratación (por la diarrea) y sangre en las heces. Incluso puede ir acompañada de fiebre, dolor de cabeza y hasta extremidades doloridas, como en una gripe.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal. Ésta es una enfermedad crónica que causa que una parte del intestino se inflame, y es poco frecuente. No debe confundirse con el Síndrome de Intestino Irritable. Hay dos tipos fundamentales: la Colitis ulcerosa, que afecta al intestino grueso, y la Enfermedad de Crohn, que puede afectar a cualquier zona del intestino. Tanto la Colitis como el Crohn pueden provocar diarrea, cansancio y adelgazamiento. Si afecta al intestino grueso es cuando aparece la sangre. No hay cura para este tipo de trastorno.
  • Diverticulitis. Los vasos sanguíneos atraviesan la pared del colon y, cuando se inflaman y erosionan, aparece el sangrado, que se vierte al interior del colon. La diverticulitis puede ser dolorosa y, además del sangrado, puede causar cambios en los hábitos intestinales e incluso fiebre, aunque no suelen ocurrir estos síntomas. Los divertículos son permanentes y para evitar el sangrado el paciente debe realizar una dieta rica en fibra y tener en cuenta que es muy importante una buena hidratación.
  • Una úlcera de estómago. Se trata de una herida en la pared del estómago o del duodeno. La sangre que aparece como consecuencia de la úlcera es de color negro y de apariencia como de alquitrán, y es lo que se llama heces en forma de melena.

A pesar de que el sangrado pueda darse por estas causas, es muy importante que la persona que sufra este trastorno de forma reiterada acuda a su médico para conocer el diagnóstico concreto.

Por otro lado, puede darse la situación en la que sí se presenten síntomas de cáncer colorrectal. Según la American Cancer Society, los síntomas son los siguientes:

  • Un cambio en los hábitos de evacuación como diarrea, estreñimiento o reducción del diámetro de las heces fecales (excremento) por varios días
  • La sensación de ir al baño continuamente que no desaparece después de haber tenido una evacuación intestinal
  • Sangrado rectal con sangre roja brillante
  • Sangre en las heces fecales que puede causar que las heces se vean oscuras
  • Cólicos o dolor abdominal
  • Debilidad y cansancio
  • Pérdida inexplicable de peso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here