La Comisión Europea aprueba el primer tratamiento inyectable de larga duración para el VIH

La pauta doble de larga duración puede reducir los días de tratamiento de 365 días al año a tan solo 6 o 12

tratamiento larga duración VIH

Por primera vez los pacientes infectados por VIH en Europa podrán recibir un tratamiento inyectable de larga duración que elimina la necesidad de tomar diariamente comprimidos orales. El tratamiento que está basado en rilpivirina inyectable, de Janssen, y cabotegravir inyectable y en comprimidos, de ViiV Healthcare, se aprobó en la Unión Europea para el tratamiento de la infección por el VIH-1 en adultos que están virológicamente suprimidos.

“En los 30 últimos años se han conseguido grandes progresos en el tratamiento del VIH y en la actitud de la gente hacia el virus. Sin embargo, muchas personas infectadas por el VIH o que corren el riesgo de contraerlo siguen sufriendo estigmatización y discriminación a causa de la enfermedad, lo que a menudo les impide hablar del tema o buscar un tratamiento”, dijo el profesor Giovanni Guaraldi, profesor adjunto de enfermedades infecciosas y director de la Clínica Metabólica del VIH de Módena (MHMC), Italia.

“Esta pauta de larga duración podría hacer que las personas infectadas por el VIH ya no necesiten tomar un tratamiento diario, lo que supondría mantener la supresión de la carga viral con inyecciones administradas solamente 6 o 12 días al año, y así eliminar lo que supone un recordatorio diario de su enfermedad. Mi esperanza es que a medida que los medicamentos sigan mejorando, den lugar a nuevos avances significativos, especialmente para las personas que todavía sufren discriminación a causa de su enfermedad”.

La autorización de comercialización se basa en los resultados de los estudios pivotales fase 3 ATLAS (Antiretroviral Therapy as Long-Acting Suppression, Tratamiento antirretroviral como supresión de larga duración), FLAIR (First Long-Acting Injectable Regimen, Primera pauta inyectable de larga duración) y ATLAS-2M, en los que participaron más de 1.200 pacientes de 16 países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here