La Comisión Europea aprueba un novedoso tratamiento para las infecciones debidas a microorganismos Gram-negativos

Cefiderocol usa el propio sistema de ingesta de hierro de las bacterias para lograr entrar en la célula, actuando como un caballo de Troya

Profesional sanitario

Shionogi ha anunciado que la Comisión Europea ha emitido una autorización de comercialización para Fetcroja® (cefiderocol), un nuevo antibiótico para el tratamiento de las infecciones debidas a microrganismos Gram-negativos aerobios en adultos con opciones terapéuticas limitadas.

Por ejemplo, en el caso de la infección por Covid-19, algunos pacientes con ventilación y neumonía vírica pueden desarrollar infecciones secundarias por bacterias Gram-negativas resistentes a los carbapenémicos. Al igual que en los pacientes con neumonía nosocomial con infecciones por bacterias resistentes a los carbapenémicos, cefiderocol puede considerarse como una opción de tratamiento.

“Las resistencias antimicrobianas representan una amenaza sanitaria global creciente que podría empeorar en los próximos años; en este escenario la aprobación de Cefiderocol por parte de la EMA es una noticia muy positiva”, afirma el doctor Ricard Ferrer Roca, director clínico de Medicina Intensiva del Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona.

Cefiderocol presenta actividad contra un amplio espectro de microorganismos Gram-negativos aerobios,incluyendo los tres patógenos de prioridad crítica según la Organización Mundial de la Salud (OMS)Acinetobacter baumannii, Pseudomonas aeruginosa y Enterobacterales resistentes a los carbapenémicos, además de Stenotrophomonas maltophilia.

Primer antibiótico sideróforo

Cefiderocol es el primer antibiótico (cefalosporina) sideróforo con un mecanismo de entrada a través de la membrana celular externa de los patógenos Gram-negativos. De esta manera, utiliza el sistema de ingesta de hierro de la propia bacteria para acceder a la célula, actuando como un caballo de Troya.

Además de acceder a las células mediante la difusión pasiva a través de los canales de las porinas, cefiderocol se adhiere al hierro férrico y es transportado activamente a las células bacterianas a través de la membrana externa por los transportadores de hierro bacterianos, que trabajan para incorporar este nutriente esencial a las bacterias.

Estos mecanismos permiten a cefiderocol lograr concentraciones más altas en el espacio periplásmico, donde se puede adherir a proteínas fijadoras de penicilina e inhibir la síntesis de la pared celular bacteriana.

Resistencias

La resistencia a los carbapenémicos en bacterias Gram-negativas se debe a tres mecanismos principales:

  • Beta-lactamasas que causan la rotura enzimática de los betalactámicos.
  • Cambios en los canales de las porinas (a través de mutaciones y la reducción en número) que permiten que los betalactámicos y otros antibióticos se difundan hacia el interior de las células.
  • Sobreexpresión de las bombas de flujo que se produce tras la exposición y bombea los antibióticos fuera de las células.

Gracias a su estructura y su mecanismo de entrada celular, cefiderocol puede superar estos tres principales mecanismos de resistencia a los carbapenémicos.

“Esta autorización supone otro hito significativo en el compromiso constante de Shionogi de desarrollar medicamentos que ayuden a luchar contra estas infecciones que suponen una amenaza para la vida, en pacientes para quienes las opciones terapéuticas son limitadas o no existen opciones alternativas”, asegura Takuko Sawada, director de la Junta Directiva y vicepresidente ejecutivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here