La exposición prenatal a la malaria altera las defensas de los recién nacidos

Si un recién nacido ha sido expuesto a la malaria durante el periodo gestacional, su respuesta inmunitaria se altera haciéndolo más vulnerable a la enfermedad durante su primer año de vida.

Recién nacido

Para evitar la malaria durante el embarazo, existe un plan de implementación a gran escala del conocido como tratamiento preventivo intermitente. Sin embargo, a pesar de ello, todavía hay un gran numero de bebés que nacen de madres infectadas en los países endémicos.

Según un estudio liderado por ISGlobal, la Unidad de Investigción Clínica de Nanoro y el Instituto de Medicina Tropical Amberes, la exposición prenatal a la malaria afecta a la primera línea de las defensas del recién nacido aumentando la susceptibilidad de desarrollar la enfermedad durante el primer año de vida.

El estudio analizó el tipo de exposición prenatal a la malaria en un grupo de más de 300 madres y sus hijos en Burkina Faso.

Para realizar este trabajo, el equipo de investigación determinó el tipo de exposición prenatal en una cohorte de 330 madres y sus bebés. Midieron la capacidad de producir citocinas y quimiocinas, utilizando sangre del cordón umbilical de la que extrajeron una serie de moléculas comunes a muchos patógenos, reconocidas por células del sistema inmunológico innato.

Diagnóstico precoz de la malaria para mejorar el tratamiento

Los expertos observaron que las células de bebés expuestos a la malaria producían menos mediadores de manera espontánea que las de bebés no expuestos. Algunos biomarcadores se asociaron con protección mientras que otros se asociaron con el riesgo de malaria durante el primer año de vida.

Según Carlota Dobaño, investigadora de ISGlobal y codirectora del estudio “El diferente efecto sobre la respuesta inmunitaria del neonato según el tipo de exposición podría explicar por qué algunos bebés son más susceptibles que otros a desarrollar malaria. “Esto también tiene implicaciones para la respuesta a otras infecciones y a vacunas a base de adyuvantes en estos bebés”, explica.

A la luz de los resultados, los autores del estudio se marcan el objetivo de conseguir desarrollar una forma de tratar la malaria durante la fase más temprana de la gestación. Como concluye Dobaño, “es necesario establecer una estrategia para diagnosticar y tratar la malaria lo antes posible en el primer trimestre de embarazo.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here