Los niños contagian poco el coronavirus a su núcleo familiar

Los menores diagnosticados de covid-19 presentan en su mayoría cuadros clínicos inespecíficos y poco graves.

menores coronavirus

El inminente regreso a las aulas preocupa a gran parte de la población, que temen que los más pequeños puedan ser la puerta de entrada a un contagio por coronavirus de sus familiares con más riesgo (personas mayores, con diabetes, hipertensión, etc.).

No obstante, un estudio liderado por el Hospital Vall d’Hebron realizado a 163 pacientes pediátricos ha podido determinar que solo un 3,4% de los menores de edad positivos en covid-19 confirmados entre el 1 de marzo y el 1 de mayo fueron transmisores del virus a su núcleo familiar.

Además, el trabajo ha identificado que la mayoría de los pacientes pediátricos (el 81%) presentaron cuadros clínicos inespecíficos y poco graves que no hicieron necesario el ingreso. Solo un 19% requirieron hospitalización y un 21,4% fueron asintomáticos.

Estudio de contactos

La investigación analizó la secuencia de contagios entre los menores con coronavirus y los adultos con quienes conviven. Después del estudio de contactos, solo en tres casos se identificó claramente al menor de edad como desencadenante del brote familiar.

El rastreo de contactos se pudo completar en 89 de las 163 familias potencialmente candidatas. En 36 familias (40,4 %) no se pudo definir el patrón de transmisión. En 50 de las familias, se identificó otro miembro de la familia o de fuera con PCR positiva que tenía síntomas o había sido diagnosticado antes o al mismo tiempo que el menor de edad, y que sería el transmisor (un 56,2 %).

El coronavirus en los menores de edad

Los síntomas más frecuentes de la covid-19 en niños son la fiebre (59,6%) y la tos (49,4%), seguidas de fatiga (40,5%) y dificultad respiratoria (31,5%).

Además, se observó que un porcentaje muy significativo de menores de edad infectados por SARS-CoV-2 se situaban en una franja de edad a partir de los 12 años.

Se observaron 42 casos entre 12 y 16 años y otros 42 casos entre 16 y 18 años; unos treinta pacientes pediátricos tenían entre 6 y 12 años, diecinueve entre 3 y 6 años y treinta entre cero y tres años.

El grueso de los menores de edad que requirieron ingreso hospitalario se concentran en la franja de menores de tres años (un 33 %, diez de un total de 31 de todas las edades que han requerido hospitalización).

“Los menores de edad no acostumbran a hacer cuadros graves, confirma el estudio, que detecta como grupos de riesgo de la enfermedad a aquellos pacientes pediátricos que sufren cardiopatías congénitas y neumopatías graves, excluyendo el asma”, afirma Antoni Soriano, de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría.

Descenso de ingresos

A lo largo de los meses se ha demostrado un descenso progresivo de los ingresos hospitalarios por covid-19. Han pasado de casi el 30 % en el mes de marzo al 0,3 % desde el inicio de agosto, aún con el aumento de nuevos casos de infección.

No obstante, el número de pacientes menores con un diagnóstico confirmado de covid-19 ha aumentado de forma exponencial después del confinamiento. Si del 1 de marzo al 31 de mayo los pacientes pediátricos fueron 163, solo en el mes de junio se registraron 250 casos en Cataluña, en julio 2.602 y, del 1 al 23 de agosto, 2.419 casos. Hay que destacar que muchos de estos casos son asintomáticos o presentan síntomas leves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here