Movember llama la atención sobre el cáncer de próstata

En las últimas décadas, el número de diagnósticos de cáncer de próstata ha incrementado considerablemente

El cáncer de próstata es uno de los que más afecta a los hombres, tanto en España como a nivel mundial.  Hacerse chequeos médicos periódicos ayuda al diagnóstico y tratamiento precoz del cáncer de próstata y testículos o a poner medidas lo antes posible si estuviera ya desarrollado.

Por tanto, la concienciación sobre la necesidad de prevenir y realizar revisiones es cada vez mayor. Con este fin, surgió Movember hace casi veinte años: un movimiento que quiere llamar la atención de los hombres, y de la sociedad en general, a través de un gesto tan sencillo como es dejarse bigote.

Movember: ¿qué es?

Movember (nombre que surge de combinar las palabras inglesas “moustache” y “november”) es una campaña que viene realizándose a nivel mundial desde hace 17 años y por la que se ha puesto de moda dejarse crecer el bigote durante el mes de noviembre para concienciar y solidarizarse con los hombres que padecen cáncer de próstata y cáncer de testículo.

Además de visibilizar esta enfermedad, se busca también recaudar fondos de cara a la investigación, pero ¿cómo? Múltiples empresas y asociaciones se han unido a esta iniciativa y ponen al alcance de todo el mundo vías de colaboración: venta de mascarillas solidarias, huchas en tiendas, venta de chapas con el logotipo del bigote, etc. Por otro lado, grandes empresas y multinacionales han anunciado la donación de un porcentaje de sus ventas del mes de noviembre a esta causa.

Movember España tiene un nivel de participación muy grande, posicionándose como el cuarto país de Europa más activo en este movimiento.

Desde su inicio en el año 2003, el movimiento Movember ha recaudado más de 654 millones de euros para la investigación contra el cáncer de próstata y testículos, así como para otros programas de salud física y mental. Además del cáncer, otra de las preocupaciones actuales es el elevado número de suicidios entre varones y, por ello, centra también sus esfuerzos en esta causa. Porque desde la Fundación Movember se busca promover la salud masculina, a través de hábitos saludables y chequeos médicos más frecuentes como medida de prevención.

Y es que, si se detecta a tiempo este tipo de cáncer, el segundo más frecuente en los hombres, la tasa de mortalidad se reduce a solo un 5%. Por este motivo, la vigilancia continuada y de manera activa puede suponer un éxito frente al cáncer, especialmente cuando no se presentan síntomas.

Esta tendencia de Movember cobra especial importancia en este año 2020 debido a la Covid-19. El estudio realizado por GEPAC ha puesto de manifiesto que el coronavirus causa un mayor riesgo de complicaciones en los pacientes con cáncer. Por otro lado, la exposición al virus en los hospitales ha producido que los hombres no vayan a las revisiones ni a las consultas médicas por el miedo al riesgo de contagio. De esta forma, se complica la detección del cáncer.

Cáncer de próstata: síntomas, factores de riesgo y prevención

La supervivencia al cáncer de próstata ha aumentado desde que se extendió las pruebas de diagnóstico precoz. La AECC estima que el 40% de los hombres que superan los 60 años presentan el cáncer o focos del mismo, pero hasta un 95% de ellos sobrevivirá al cáncer.

A pesar de estos datos, el cáncer de próstata es la tercera causa de muerte masculina por cáncer en España; por este motivo, las revisiones periódicas son necesarias de cara a detectar a tiempo esta enfermedad. Al igual que pasa con múltiples tipos de tumores, el de páncreas no produce síntomas al inicio de su actividad. La evolución del cáncer de próstata es lenta y las alteraciones se presentan a medida que avanza el proceso.

Hay que tener en cuenta que, pasados los 50 años, la frecuencia de aparición es mayor y puede ir acompañado de Hiperplasia Benigna de Próstata, haciendo que se superpongan los síntomas de ambas patologías.

¿Qué síntomas son los más comunes?

  • Incontinencia urinaria.
  • Incremento de la necesidad de orinar.
  • Dolor en la micción.
  • Obstrucción urinaria.
  • Goteo tras orinar.
  • Sangre en la orina o en el semen.

¿Cuándo deberías realizarte un chequeo?

  • Si tienes antecedentes familiares de cáncer de próstata y/o testículos.
  • A partir de los 50 años.

Entre los distintos factores de riesgo de este cáncer se encuentran las dietas con alto contenido en grasas, la obesidad, el alcohol o el tabaco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here