Profesionales sanitarios se unen para acompañar virtualmente a las personas con esquizofrenia ante el desconfinamiento

La Campaña #REinicia tiene el objetivo de dar respuesta a sus necesidades y las de sus familias

En España, alrededor de 400.000 personas conviven con el diagnóstico de esquizofrenia. Y, ante el progresivo proceso de desescalada, su situación se puede complicar. Por eso, ante el aún muy reducido número de consultas presenciales que se pueden mantener, expertos en distintas áreas de la Salud Mental se han unido para acompañar virtualmente a las personas con esquizofrenia y sus familias.

Así, de la mano de la Alianza OtsukaLundbeck, se acaba de poner en marcha la Campaña REinicia para dar respuesta de forma online a las necesidades de estas personas y su entorno. Y es que, a los miedos e inquietudes que podemos tener cualquiera, pueden sumarse trastornos más complejos como la agorafobia, síntomas obsesivos o estados depresivos, así como otras necesidades específicas tanto a nivel médico como personal y social, que, de no abordarse, pueden traer consigo un agravamiento de su trastorno de salud mental.

Por eso, ante la nueva situación generada por la pandemia, expertos en psiquiatría, enfermería y terapia ocupacional han elaborado una serie de vídeos sobre diferentes cuestiones relacionadas con la esquizofrenia ante el proceso de desconfinamiento. Combinando rigor científico con consejos prácticos, irán estando disponibles en la web www.neurocienciasonline.com y difundiéndose a través de las redes sociales de @OtsukaES y @LundbeckES.

La importancia de recuperar el autocontrol, cómo afrontar el duelo o la manera de conseguir un equilibrio ocupacional satisfactorio, son algunos de los temas que abordaran los expertos. Entre ellos está el doctor Fernando Mora, jefe de la Sección de Psiquiatría del Hospital Universitario Infanta Leonor (Madrid), quien reconoce que “la mejor manera de conseguir una buena adaptación de estas personas al desconfinamiento, y que no interfiera demasiado en su salud mental, es lograr que asuman este proceso combinando las recomendaciones generales para el conjunto de la población con las específicas de sus profesionales sanitarios de referencia”.

Abordaje de la Salud Mental desde la “nueva normalidad”

Al igual que la pandemia podría conllevar algunos cambios en el estilo de vida de todos los ciudadanos, “en el ámbito de la Salud Mental, vamos a tener que crear rutinas de trabajo nuevas que nos permitan manejar eficazmente la relación médico-paciente”, incide el doctor Jesús de la Gándara, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Burgos. Estas rutinas implican el dotar de nuevas herramientas a las personas con esquizofrenia y sus familias.

Al respecto, el doctor Mora considera necesario que, junto a las medidas de protección generales, “si vamos a ofrecer una atención telemática en Salud Mental, es necesario que se facilite el acceso a la tecnología necesaria para ello, mediante la financiación de los dispositivos electrónicos o el acceso a internet. Y en la consulta debemos trabajar la regulación emocional, ayudar a poner en marcha estrategias de afrontamiento adaptativas y estar atentos ante una posible recaída”.

En el caso de Jorge Serna, terapeuta ocupacional en el Hospital de Día de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid), desde su ámbito de especialidad, cree que, sobre todo, “hay que dar a las personas con esquizofrenia información, acompañándolos y estando más abiertos a sus necesidades; a lo que hay que unir más atención y comunicación entre el paciente y su familia con los distintos recursos asistenciales implicados en su tratamiento e intervenir sobre el entorno con políticas de información, evitando el estigma”.

En definitiva, los tres expertos concluyen que “el objetivo es continuar ofreciendo una buena atención sanitaria, personalizada y de calidad, pero incorporando el aprendizaje que la convivencia con el covid-19 ha supuesto para todos. Y, así, lograr estar disponibles para todos los pacientes, calibrar sus necesidades en función de sus particularidades, de su enfermedad y de sus realidades y poder hacerlo sin poner en peligro la salud de nadie”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here