¿Pueden darse granos de varicela en niños vacunados?

¿Qué es la varicela y cómo se contagia?

La varicela es una enfermedad muy contagiosa causada por el virus de la varicela zóster, cuyos principales síntomas son: un sarpullido con ampollas, picazón, cansancio y fiebre.

Este virus se transmite fácilmente de una persona con varicela a otra que nunca ha tenido la enfermedad o que no ha sido vacunada, por contacto directo con el sarpullido o al inhalar las partículas del virus. Estas llegan al aire en forma de diminutas gotitas cuando las personas infectadas respiran, hablan, tosen o estornudan, por ejemplo.

Vacuna contra la varicela

La mejor forma de prevenir la varicela es vacunándose contra esta enfermedad. De esta manera, la persona se protege tanto a sí misma como a quienes no pueden vacunarse, como las mujeres embarazadas, las personas alérgicas a la gelatina o al antibiótico neomicina o bien aquellas que tienen un sistema inmunitario debilitado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan dos dosis de la vacuna contra la varicela. Por ejemplo, en Estados Unidos, la primera dosis se da a los niños de entre 12 y 15 meses y la segunda a los que tienen entre 4 y 6 años de edad.

De acuerdo con las estimaciones de los CDC, las dos dosis de la vacuna tienen una eficacia de casi el 90% para prevenir la varicela. Además, en los casos en los que la vacuna no proporciona una protección completa, reduce significativamente la gravedad de la enfermedad.

De este modo, la vacuna contra la varicela se recomienda para niños pequeños o mayores que no se han vacunado y adultos que no se han vacunado y nunca la han tenido y que, además, tienen un alto riesgo de exposición al virus.

¿Es segura?

La vacuna de la varicela contiene virus vivos poco activos, capaces de estimular las defensas del organismo sin producir enfermedad o produciendo una forma muy leve.

Desde que la vacuna contra la varicela está disponible, los estudios han hallado de forma sistemática que esta es segura y eficaz. En general, los efectos secundarios son leves e incluyen enrojecimiento, molestias, hinchazón y, en pocas ocasiones, pequeños bultos en el lugar de la inyección.

¿Es eficaz?

La mayoría de las personas que se han vacunado contra la varicela son inmunes a la enfermedad. No obstante, aunque poco habitual, puede darse el caso de que contraigan varicela. Sin embargo, los síntomas serán generalmente más leves, con menos puntos rojos o ampollas, y con poca o ninguna fiebre.

De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría (AEP), según los trabajos publicados, el riesgo de coger varicela estando vacunado se sitúa en torno al 10-15%. Además, la vacuna de la varicela tiene una eficacia del 100% frente a las complicaciones que puede presentar la enfermedad.

Por otro lado, algunos de los niños vacunados, pero que solo han recibido una dosis (aproximadamente 1 de cada 5) pueden padecer la varicela. No obstante, suele ser una forma más leve que la natural. Por ello, la Asociación Española de Pediatría recomienda poner 2 dosis, separadas por un intervalo de tiempo determinado.

La varicela y el herpes zóster

Cuando una persona pasa la varicela, el virus de la varicela zóster permanece inactivo en el organismo. Tras curarse la infección de la piel, este queda inactivo en las células de los nervios, pudiéndose reactivar meses o años después.

Por este motivo, las personas que han pasado la varicela tienen riesgo de padecer una complicación conocida como herpes zóster: un grupo de dolorosas ampollas de poca duración.

No obstante, un estudio puso en evidencia que la vacuna de la varicela, además de disminuir la enfermedad y sus complicaciones, también disminuye la incidencia de herpes zóster posterior.

El estudio, realizado en Taiwán, utilizó un registro de la información médica de los ciudadanos del país para comprar la frecuencia de herpes zóster entre los niños vacunados y aquellos que habían pasado la enfermedad. El porcentaje de niños que tuvo un herpes zóster fue tres veces mayor en aquellos que habían pasado la varicela que en los que habían sido vacunados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here