¿Qué sabes de la amigdalitis?

Los síntomas más comunes de la amigdalitis suelen relacionarse con Inflamación y enrojecimiento de las amígdalas, dolor de garganta y fiebre, aunque la gravedad y tratamiento dependerán de su origen.

Amigdalitis

Conocida popularmente como anginas, la amigdalitis es la inflamación de una o las dos amígdalas. Su diagnóstico se basa en síntomas como el dolor de garganta, enrojecimiento de las amígdalas y fiebre, así como en la exploración que hace un especialista de los ganglios linfáticos y la boca.

Las amígdalas son la primera barrera defensiva frente a la entrada de microorganismos patógenos a través de la boca y la nariz. Este tejido linfático se encuentra a cada lado de la faringe, en la parte posterior de la garganta.

Con el tratamiento adecuado, la amigdalitis suele solventarse un el plazo de siete a diez días. Además, se trata de una enfermedad que no es contagiosa; sin embargo, hay que tener en cuenta que los virus y las bacterias que la causan sí pueden serlo. Por eso, siempre es recomendable el lavado frecuente de manos, procurar toser y estornudar en el codo y evitar compartir alimentos o bebidas, así como cualquier utensilio para comer (cubiertos o vasos).

¿Cuáles son sus causas de esta dolencia?

Los niños y adolescentes conforman la población más afectada por esta afección, ya que es posible que por primera vez entren en contacto con diversos microbios que infectan las amígdalas, originando una amigdalitis.

La causa de esta dolencia se debe gran parte de las veces a un virus, aunque también hay casos en que las infecciones son causada por una bacteria, siendo la más común el estreptococo. La gravedad podría variar en función de su causa y por esa razón, el tratamiento también dependerá del origen de la infección.

Por lo general, las amigdalitis víricas no precisan antibióticos, son más frecuentes en las estaciones de verano y otoño, y podrían estar acompañada de síntomas catarrales. En cambio, las amigdalitis bacterianas requieren de un tratamiento con antibióticos y son más frecuentes durante la temporada de invierno.

¿Qué síntomas tiene la amigdalitis vírica?

  • Inflamación y enrojecimiento de las amígdalas
  • Dolor moderado de garganta
  • Fiebre moderada, generalmente inferior a los 39ºC
  • Glándulas inflamadas en el cuello

¿Qué síntomas tiene la amigdalitis bacteriana?

  • Mayor inflamación y enrojecimiento de las amígdalas
  • Fiebre alta, generalmente superior a los 39ºC
  • Disfagia o dificultad para tragar alimentos o bebidas
  • Aparición de placas de pus en las amígdalas
  • Glándulas inflamadas en el cuello
  • Dolor de cabeza, oídos y ojos

¿Cómo aliviar la amigdalitis?

Además de seguir el tratamiento indicado por un especialista, también puede resultar beneficioso beber mucha agua y estar siempre hidratado, hacer gárgaras con agua salada varias veces al día, comer alimentos blandos para aliviar el malestar de la garganta y dormir todo lo que sea posible, ya que el sueño ayuda al organismo combatir las infecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here