¿Qué tomar para la gripe?

Al estar la gripe causada por un virus, los antibióticos no son efectivos para su curación. Si la fiebre o el dolor muscular son muy intensos, puedes tomar medicamentos de libre dispensación, como el paracetamol.

gripe

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la gripe como una infección vírica que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones. Dicha infección dura generalmente una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea y malestar general importante, tos seca, dolor de garganta y rinitis.

Los síntomas de la gripe suelen desaparecer en una o dos semanas sin necesidad de atención médica, aunque en grupos de riesgo (niños pequeños, personas de edad y personas aquejadas de otras afecciones médicas graves), la infección puede conllevar graves complicaciones de la enfermedad subyacente, provocar neumonía o causar la muerte.

¿Cómo se transmite y qué podemos hacer para prevenirlo?

El virus de la gripe se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotículas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos, o incluso al hablar. El contacto con manos u objetos contaminados también supone una vía de infección, cuando existe inoculación posterior al tocarse la propia boca o nariz.

Si por algo se caracteriza la gripe es por su elevada capacidad de transmisión. Por este motivo, esta supone un grave problema de salud pública. Según datos del Ministerio de Sanidad, la proporción de población afectada durante las epidemias anuales oscila entre el 5 y 15% en poblaciones grandes, y es superior al 50% en grupos de población cerrados como internados escolares o asilos.

De acuerdo con la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), además, la mayoría de personas pueden infectar a otras desde 1 día antes del inicio de los síntomas de gripe, hasta 5 a 7 días después del inicio de los mismos.

La Seimc recomienda, en este sentido, evitar el contacto con personas enfermas para prevenir el contagio:

  • Se recomienda que las personas con gripe permanezcan en su domicilio en lugar de asistir al colegio o el trabajo mientras dure la enfermedad.
  • Es aconsejable cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo cuando se tosa o estornude.
  • Se deben lavar las manos con frecuencia mediante el uso de agua y jabón o una solución alcohólica. Es necesario evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

La vacunación es, no obstante, la forma más eficaz de prevenir la infección. Esta se recomienda fundamentalmente a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer gripe y que son las siguientes: mayores de 6 meses con enfermedades crónicas, personas con obesidad mórbida y/o algún tipo de inmunodeficiencia, mayores de 65 años y mujeres embarazadas.

¿Cómo distinguir la gripe de un resfriado común?

Los procesos gripales, además de tener síntomas catarrales (tos, aumento de la mucosidad nasal, picor y dolor de garganta) presentan fiebre alta (más de 38º C), dolores musculares y articulares, intenso malestar general y cansancio generalizado. Los síntomas pueden durar entre 7 y 10 días.

A pesar de ello, seguramente podrás cuidarte en tu domicilio ya que la enfermedad es leve en la mayoría de los casos. Lo más frecuente es que evolucione favorablemente en 2-4 días, aunque se pueda continuar con tos una semana y sentir cansancio durante las semanas siguientes al inicio de la enfermedad.

¿Cómo actuar frente a la gripe?

Para educar a la población y evitar que la patología degenere en un caso grave y evitar así efectos secundarios, la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) aconseja a la población unos cuidados básicos para la prevención del contagio de la gripe:

  1. En primer lugar, es fundamental descansar. Bajar el ritmo que llevas habitualmente.
  2. Beber muchos líquidos: agua y zumos naturales. Si te apetecen líquidos calientes: infusiones, caldos o sopas.
  3. Alimentarse de forma sana y equilibrada.
  4. No tomar antibióticos. Al estar la gripe causada por un virus, los antibióticos no son efectivos para su curación.
  5. Si la fiebre o el dolor muscular son muy intensos y necesitas aliviar el dolor, puedes tomar medicamentos de libre dispensación, como el paracetamol para ayudar a aliviar los síntomas.
  6. Evitar fumar si eres fumador. El tabaco irrita aún más la mucosa que recubre nariz y bronquios.
  7. Si te pica la garganta, puedes intentar chupar un caramelo sin azúcar o beber algún líquido templado o a temperatura ambiente. Intenta evitar toser con demasiada fuerza, pues podrías aumentar la irritación provocando más toses.
  8. Seguir las medidas higiénicas para evitar el contagio de la gripe a otras personas.
  9. Si tomas algún medicamento o sigues algún tratamiento no debes dejarlo, aunque estés con gripe.
  10. Por supuesto, si tienes cualquier duda, consultar con un profesional sanitario siempre debería ser la primera opción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here