¿Cuál es la diferencia entre PCR, test de antígenos y test serológico?

PCR o test de serología para diagnosticar la Covid-19

Prevención, rápido diagnóstico y aislamiento son las tres pautas básicas para en las que se asienta el control de la pandemia del coronavirus. Además, cada vez estamos más familiarizados con las siglas PCR y sabemos que es la prueba más utilizada para diagnosticar la Covid-19 desde el inicio de la crisis sanitaria.

Sin embargo, en las últimas semanas, se ha incorporado un nuevo concepto en el vocabulario pandémico: test de antígenos. Por esta razón, son muchas las dudas que han surgido en torno a las diferencias entre PCR, test de antígenos y test serológico, y muchas personas aseguran no saber cuándo y por qué hay que someterse a cada una de estas pruebas, cuál de ellas es más fiable y cuál indica que somos inmunes al virus.

¿Qué es una prueba PCR?

La técnica de PCR (Polymerase Chain Reaction, que se traduce como «Reacción de la polimerasa en cadena») se utiliza de manera rutinaria en todos los laboratorios clínicos para detectar el material genético de un patógeno o microorganismo. En el caso del coronavirus, ayuda a identificar la presencia de su ARN.

Ventajas de la técnica PCR para detectar el coronavirus

  • Fácilmente realizable: el sanitario toma muestras de la mucosa nasofaríngea (nariz y boca) del paciente con un bastoncillo con punta de algodón. Después, estas muestras son procesadas por técnicos sanitarios en el laboratorio.
  • Técnica bien establecida: de hecho, ha sido y es comercializada por multitud de compañías.
  • Fiabilidad elevada: la prueba PCR tienen una fiabilidad del 98% aproximadamente debido a su alta sensibilidad y especificidad. En concreto, permite detectar la Covid-19 en las primeras fases incluso en aquellos casos en los que el paciente sea asintomático o todavía no haya desarrollado síntomas.

Limitaciones de las pruebas PCR para diagnosticar el coronavirus

  • Requiere de personal altamente especializado para minimizar uno de sus principales problemas, que es la fácil contaminación, la cual puede conducir a resultados erróneos (tanto falso positivos como negativos).
  • Tiempo de resultado relativamente largo: aunque los resultados pueden conocerse entre 2 y 5 horas después de la toma de muestras, esto se convierte en un factor limitante cuando hay que analizar un gran número de muestras como ocurre en la actualidad.
  • Coste elevado: si un paciente desea realizarse una prueba PCR en una clínica privada, el precio suele ser de 150 euros. Además, al coste del test (entre 10-15€ /unidad) hay que sumar la instrumentación necesaria (termociclador PCR con costes variables según prestaciones, que van desde los 3.000€ hasta los 90.000€).

¿Qué es el test de antígenos?

Los llamados Tests Rápidos de Detección de Antígenos (RADTs, Rapid Antigen Detection Tests) permiten detectar la presencia de antígenos, es decir, de proteínas del virus producidas por nuestro sistema inmune. Su funcionamiento es similar a un test de embarazo rápido, puesto que el positivo lo revelan las dos rayas que aparecen en el dispositivo.

Ventajas de los test de antígenos en la detección de la Covid-19

  • Rapidez en la obtención de resultados: en general, pueden obtenerse al cabo de 5-15 minutos entre la toma de muestra y la lectura de resultados.
  • Técnica bien asentada y comercializada por multitud de compañías.
  • No requiere de personal especializado para su análisis ni para la lectura de resultados. Tampoco es necesaria instrumentación compleja para su realización.
  • Es una prueba de bajo coste (alrededor de 5€). En las clínicas privadas puede costar entre 50 y 75 euros, siendo más barata que la PCR.
  • Permite diagnosticar el virus desde el primer día en el que está presente en el organismo.

Limitaciones de los test de antígenos en la detección de la Covid-19

  • Posibilidad elevada de falsos negativos, puesto que no es posible detectar la presencia de la enfermedad cuando la carga viral es baja.
  • Respuesta esencialmente cualitativa (tipo SÍ/NO), ya que no aporta información de la cantidad de virus presente.

¿Qué son los test serológicos?

Los tests serológicos detectan la presencia de anticuerpos generados por el propio organismo de la persona infectada y se realizan mediante un análisis de sangre. Con esta prueba se comprueban dos marcadores: la IgM, marcador de infección aguda, y la IgG, marcador que indica que hay anticuerpos y, por tanto, ya se ha pasado la infección.

Es decir, los tests serológicos pueden proporcionar información muy valiosa respecto a una infección activa o a un contagio previo, principalmente. Actualmente, cuestan entre 60 y 100 euros en las clínicas privadas.

Ventajas de los tests serológicos en la detección del coronavirus

  • Rapidez en la obtención de resultados: entre 5 y 15 minutos entre extracción de muestras y resultados.
  • No requiere de personal especializado para su análisis ni para la lectura de los resultados, como tampoco de instrumentación compleja.

Limitaciones de los test serológicos en el diagnóstico del coronavirus

  • Posibilidad elevada de falsos negativos, puesto que no es posible detectar la presencia de la enfermedad cuando la carga viral es baja.
  • Respuesta esencialmente cualitativa (tipo SÍ/NO), ya que no aporta información de la cantidad de virus presente.
  • El sistema inmunológico requiere un tiempo para activarse y generar los anticuerpos (entre 2-3 días, aunque puede variar dependiendo del estado de salud de cada individuo).


[1] Técnicas y sistemas de diagnóstico para COVID-19: clasificación, características, ventajas y limitaciones. Grupo de Nanobiosensores y Aplicaciones Bioanalíticas (NanoB2A). Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2), CSIC, CIBER-BBN y BIST Bellaterra, Barcelona (España).

[2] Estrategia de detección, vigilancia y control de Covid-19. Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Sanidad. Gobierno de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here