Ibuprofeno o paracetamol: ¿cuándo tomar cada uno?

La regla básica para saber cuándo tomar paracetamol o ibuprofeno sería observar si el dolor está asociado a un proceso inflamatorio.

paracetamol o ibuprofeno

El ibuprofeno es un fármaco que forma parte de los Antiinflamatorios no Esteroideos (AINES). Tiene un efecto analgésico, antitérmico y antiinflamatorio, es decir, sirve para tratar el dolor, desinflamar y bajar la fiebre. El paracetamol (acetaminofén), en cambio, solo es analgésico y antitérmico, por lo que no reduce la inflamación.

Ambos están indicados para tratar el dolor leve o moderado, si bien solo el ibuprofeno tiene acción antiinflamatoria. Por tanto, la regla básica para saber cuándo tomar cada uno sería observar si el dolor está asociado a un proceso inflamatorio.

El paracetamol es preferible en procesos con dolor y el ibuprofeno en procesos inflamatorios que provocan dolor, tales como lesiones provocadas por golpes o esguinces, dolores menstruales intensos, dolores musculares o de las articulaciones.

Diferentes usos

Dolor de cabeza: ante un dolor de cabeza leve, podemos tomar tanto ibuprofeno como paracetamol, dado que ambos tienen un efecto analgésico. No obstante, en determinados tipos de migraña, será recomendable el uso de ibuprofeno, por su efecto antiinflamatorio. Al tener esta patología un doble componente de dolor crónico central, el paracetamol se muestra más ineficaz.

Fiebre: en el caso de que tengas síntomas de fiebre, pero no dolor, suele ser suficiente con tomar paracetamol. No obstante, es importante tener en cuenta que si a la fiebre se suma un proceso asociado a la inflamación, como el dolor de garganta, será mejor optar por el ibuprofeno, sobre todo si la fiebre es alta.

Dolor de muelas: se trata de un dolor que suele venir provocado por un proceso inflamatorio, por tanto, conviene tomar ibuprofeno. Combinar ibuprofeno y paracetamol puede ser útil para tratar dolores intensos de este tipo que no mejoren solo con ibuprofeno.

Dolor menstrual: en este caso, será importante tener en cuenta la intensidad del dolor. En caso de tratarse de un dolor leve, bastará con el uso de paracetamol. No obstante, si el dolor es intenso, se recomienda el ibuprofeno, dado que reducirá la inflamación.

Efectos adversos

Una diferencia importante entre el paracetamol y el ibuprofeno es la manera en que se metabolizan en el organismo. El paracetamol se metaboliza a través del hígado, por lo que su uso está contraindicado en pacientes con enfermedades hepáticas. El ibuprofeno, en cambio, se desaconseja en pacientes con nefropatía (enfermedades del riñón).

Además, el ibuprofeno tiene más riesgo de producir trastornos gastrointestinales (daños en el estómago), los cuales se agravan con el uso prolongado y las dosis altas. También presenta efectos adversos cardiovasculares y dermatológicos y puede afectar al hígado y al riñón.

El ibuprofeno está contraindicado en pacientes con antecedentes de úlcera, sangrado gástrico o enfermedad inflamatoria intestinal. Además, en algunos pacientes se recomienda su uso junto con un protector gastrointestinal.

El paracetamol, por el contrario, no se considera un fármaco gastrolesivo. Se absorbe de forma rápida y casi completa por el intestino delgado y más lentamente por vía rectal.

Además, a diferencia del ibuprofeno, el paracetamol puede administrarse a los menores desde que nacen. Este presenta, además, menores riesgos durante el embarazo y la lactancia. No obstante, si estás atravesando estas etapas, es necesario consultar con un médico antes de tomar ningún medicamento.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis más segura para el ibuprofeno es de 400 mg tres veces al día. Aumentar dicha dosis hasta, por ejemplo, los 600 mg tres veces al día (otro de los formatos más comunes), podría aumentar el riesgo cardiovascular. Además, no está demostrado que el aumento de sus tomas diarias tenga una mayor efectividad.

En el caso del paracetamol, la dosis más segura es de 650 mg tres o cuatro veces al día, ya que las dosis de 1g cada seis horas pueden producir hepatoxicidad.

¿Es mejor tomarlo con las comidas?

Una de las principales diferencias entre el paracetamol y el ibuprofeno es su forma de ingesta. En el caso del ibuprofeno, se recomienda tomarlo con alimentos, para evitar molestias de estómago.

En cambio, el paracetamol se puede tomar independientemente de las comidas. Además, para un alivio más rápido del dolor será recomendable ingerirlo por separado, dado que la comida puede aumentar el tiempo en que el medicamento tarda en absorberse y hacer efecto.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here