La comunidad internacional recauda 7.400 millones de euros para el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19

Una conferencia de donantes organizada por la Comisión Europea reúne 7.359 millones de euros en donaciones, para acelerar la investigación de una vacuna y de tratamiento de la COVID-19.

vacuna

La Comisión Europea ha registrado unos compromisos de donantes de todo el mundo que ascienden a 7.400 millones de euros, dentro de la iniciativa de donaciones enmarcada en la Respuesta mundial a la crisis de la COVID-19.

La cifra, que prácticamente alcanza el objetivo inicial de 7.500 millones de euros, es un firme punto de partida para lograr una financiación significativa que garantice el desarrollo colaborativo y el despliegue universal de los medios de diagnóstico, los tratamientos y las vacunas contra el coronavirus.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha querido destacar así la extraordinaria unidad de los gobiernos y las organizaciones internacionales del ámbito de la salud, que han aunado fuerzas para combatir el coronavirus: «Con este compromiso, ya estamos encaminados hacia el desarrollo, la producción y el despliegue de una vacuna para todos».

La iniciativa de donaciones ha sido convocada conjuntamente por la Unión Europea, Canadá, Francia, Alemania, Italia (que ejercerá asimismo la próxima presidencia del G-20), Japón, el Reino de Arabia Saudí (que además preside ahora el G-20), Noruega, España y el Reino Unido.

Es la respuesta al llamamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de un grupo de agentes de la salud a fin de que se instaure una colaboración a nivel global para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo en todo el mundo a nuevas tecnologías sanitarias esenciales para combatir el coronavirus.

Es solo el principio

Si bien la recaudación ha sido extraordinaria, la presidenta de la Comisión ha querido recalcar que solo es el comienzo de un proceso para la movilización de más recursos: «Es necesario mantener el esfuerzo y estar preparados para aumentar nuestra contribución. El maratón de donaciones va a continuar. Tras los gobiernos, corresponderá a la sociedad civil y a los ciudadanos de todo el mundo unirse a esta iniciativa, en una movilización mundial de esperanza y superación». Por este motivo, la Comisión Europea está aunando fuerzas con ONG como Global Citizen y otros socios.

Y es que el objetivo inicial de 7.500 millones de euros no será suficiente para garantizar la distribución en todo el mundo de las tecnologías sanitarias relacionadas con el coronavirus, pues los costes que ello supone en términos de producción, contratos públicos y distribución son considerables.

La Comisión Europea

Para ayudar a que se alcancen las metas de la Respuesta mundial a la crisis del coronavirus, la Comisión Europea va a comprometer 1.000 millones de euros en forma de subvenciones y 400 millones de euros en forma de garantías de préstamos, a través de una modificación de prioridades que afectará al Programa Horizonte 2020, a RescEU, al Instrumento para la Prestación de Asistencia Urgente y a los instrumentos exteriores.

Se donarán 100 millones de euros a la CEPI y 158 millones de euros a la Organización Mundial de la Salud. Las convocatorias de propuestas financiadas por la UE y los proyectos subsiguientes enmarcados en Horizonte 2020 se coordinarán con los objetivos de las tres asociaciones y estarán condicionados a un acceso abierto a los datos. La financiación con cargo a RescEU se destinará a contratación pública, constitución de existencias y distribución de vacunas, terapias y medios de diagnóstico.

Respuesta mundial a la crisis del coronavirus

La Respuesta mundial a la crisis del coronavirus se fundamenta en el compromiso proclamado el 26 de marzo por líderes del G-20.

Guiado por la aspiración a contribuir a un planeta sin sufrimiento humano y a salvo de las devastadoras consecuencias sociales y económicas del coronavirus, un primer grupo de agentes mundiales de la salud realizó un llamamiento para instaurar una colaboración a nivel global a fin de acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo en todo el mundo a nuevas tecnologías sanitarias esenciales para combatir el coronavirus.

El 24 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y un primer grupo de agentes de la salud pusieron en marcha una iniciativa de colaboración para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo en todo el mundo a los instrumentos COVID-19 – el «ACT Accelerator». Hicieron conjuntamente un llamamiento para actuar .

La Comisión Europea respondió a ese llamamiento aunando fuerzas con socios mundiales para organizar una iniciativa de donaciones, la Respuesta mundial a la crisis del coronavirus, a partir del 4 de mayo de 2020.

La financiación, incluida la contribución de la UE, que se ha donado desde el 30 de enero de 2020 –fecha en que el coronavirus fue declarado emergencia sanitaria mundial por la OMS– se contabilizará como parte del objetivo de financiación de la Respuesta mundial a la crisis del coronavirus, con el compromiso de sumarse al marco de la iniciativa «ACT-Accelerator» y a coordinarse con él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here