Las investigaciones españolas frente a la COVID-19

El Ministerio de Ciencia e Innovación informa de que las investigaciones españolas son competitivas y podrán aportar resultados de gran valor a esta lucha mundial para encontrar tratamientos y vacunas.

investigadores

La ciencia trabaja a contrarreloj para encontrar una solución a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (SARS-COV-2) y en España ya hay muchas investigaciones puestas en marcha para responder a la crisis.

Tal como ha informado el Ministerio de Ciencia e Innovación, las investigaciones españolas son competitivas y podrán aportar resultados de gran valor a esta lucha mundial para encontrar tratamientos y vacunas.

Y es que los investigadores españoles empezaron a trabajar de forma intensa en cuanto se supo de la enfermedad COVID-19, durante el mes de enero, y ya a principios de febrero se liberaron medios para asegurar las máximas facilidades y todos los medios a la investigación.

Actualmente, el Real Decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros incluye 30 millones de euros para impulsar sus investigaciones en el nuevo coronavirus.

Coordinación mundial

Además, los investigadores españoles están en contacto diario con centros de otros países y se produce un constante intercambio de ideas para encontrar la mejor solución a esta crisis. “Las investigaciones españolas que estamos promoviendo son competitivas y podrían aportar resultados de gran valor a esta lucha mundial”, ha explicado Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación.

En concreto, en España hay capacidad de fabricar vacunas y medicinas, tanto las descubiertas en nuestro país como las que vengan de otros países. Para ello, se están manteniendo y promoviendo las capacidades necesarias.

En particular, la coordinación en la Unión Europea está garantizada, y esto permitirá que puedan desarrollarse las soluciones que encuentre la ciencia.

Áreas competitivas españolas

España tiene áreas muy competitivas y se está concentrando en ellas. El Gobierno está promoviendo la investigación en varios centros, que colaboran en proyectos tanto propios como de la Unión Europea:

Además, el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha lanzado una convocatoria adicional para iniciar investigaciones que tengan alto nivel, a través de Fondo COVID-19, financiado con hasta 24 millones de euros aprobados en el Real-Decreto ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del nuevo coronavirus.

Por otra parte, los organismos públicos de investigación y las universidades se están volcando en poner a disposición del Ministerio de Sanidad su material sanitario y sus capacidades para diagnosticar el COVID-19: el CSIC dispone en toda España de 47 laboratorios de seguridad biológica y 437 máquinas de análisis de virus por métodos genéticos para analizar muestras que las autoridades sanitarias ya pueden utilizar para hacer más detecciones del COVID-19. Y en una primera fase, un total de 27 universidades han comunicado la disponibilidad de 937 personas capacitadas para realizar pruebas diagnósticas y muchos recursos materiales.

Asimismo, el Gobierno va a apoyar la innovación en empresas cuya actividad se pueda haber visto afectada por esta emergencia sanitaria. El martes, el Consejo de Ministros aprobó una línea de ayudas directas a la I+D+I empresarial libres de garantías con una movilización de 500 millones de euros en créditos para pymes y empresas de hasta 1.500 trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here