Cómo prevenir las picaduras de medusas

Llega el verano, y con ello el buen tiempo. Por fin se puede disfrutar del sol, la playa y los baños en el mar. Pero, con esto, también llegan las medusas y sus posibles picaduras, que pueden llegar a complicar mucho el disfrute de la playa.

Normalmente, estos animales marinos solían aparecer espontáneamente a finales del verano, cuando el agua alcanzaba su temperatura más alta. Sin embargo, en los últimos años la presencia de medusas ocurre al principio del verano, debido al cambio climático que se está produciendo.

A parte del daño que producen los tentáculos de las medusas, también lo realiza la sustancia que emiten al desplazarse, debido a sus células urticantes.

Por lo tanto, sabiendo que las medusas pueden generar molestias hasta a distancia, aquí os explicamos cómo podemos evitarlas.

¿Cómo evitar las picaduras de medusas?

Las personas que pueden sufrir más las picaduras de medusas, son los niños y las personas mayores. Además, si una de ellas tiene algún tipo de problema alérgeno o de corazón, la picadura resulta mucho más peligrosa.

Normalmente, nos podemos encontrar este animal cuando estamos buceando. Por eso, si vestimos traje de neopreno, no deberíamos tener ningún problema, ya que estaríamos protegidos. Pero lo aconsejable es que, en el momento en el que una persona se encuentra con una (ya sea en la orilla o en el agua) se aleje y evite el contacto con la piel. Como ya hemos comentado, a parte de dañar con los tentáculos, también desprenden una sustancia urticante. Por lo tanto, cuánto más lejos, mejor.

En el caso de que se quisiera sacar la medusa del mar, se debe hacer por la parte de arriba. La parte de arriba de la medusa, que tiene forma de bolsa, no emite ningún tipo de sustancia y no genera ni picaduras ni reacciones. Por eso, si quisiéramos realizar dicha acción, no habría problema si lo realizamos con cuidado y siempre sin tocar la parte de los tentáculos.

Para evitar a las medusas, sobre todo debemos alejarnos de la zona en la que rompen las olas. En esta zona, es dónde acaban desembocando y acumulándose. Por lo que, si estamos en una playa donde pueden habitar estos organismos, lo mejor es alejarse de esta zona.

En el caso de encontrarlas en la orilla, no debemos de tocarlas bajo ninguna circunstancia, ya que, a pesar de estar muertas, sus tentáculos siguen teniendo el poder urticante durante 24 horas.

¿Qué hay que hacer en caso de sufrir una picadura?

Cuando nos pica una medusa, debemos actuar rápido, pero siempre con precaución, puesto que podemos empeorar la situación si no actuamos correctamente.

Aquí te dejamos algunos consejos por si sufres algún tipo de picadura:

  • Lavar la picadura con agua salada. El agua del mar tiene muchas propiedades, por lo que lavarla con esta puede ayudar a aliviar las molestias.
  • Aplicar calor. Si nos hemos dado cuenta a tiempo de que la medusa nos ha picado, aplicar calor es una buena manera de neutralizar el veneno. Pero, lo que debemos hacer después de esto, es aplicar frío durante 15 minutos para controlar las molestias.
  • Aplicación de lidocaína. Si tenemos a mano una pomada o un gel, ayudaría su aplicación en la herida, para aliviar y curar. Además, también podemos aplicar alcohol yodado si no es suficiente con la pomada.
  • Aplicar antihistamínicos. Si ninguno de los anteriores tuviera efecto, se deben utilizar antihistamínicos por vía oral.

¿Qué no debemos hacer si sufrimos una picadura?

Hay acciones que no debemos realizar bajo ningún concepto en caso de sufrir una picadura, ya que podría empeorar la situación.

1–     No frotar la zona afectada, ya que activaríamos el veneno e irritaríamos la parte afectada más de lo que ya está.

2-     No utilizar agua dulce para lavar la herida. Si usamos este tipo de agua, las células venenosas que quedan, pueden llegar a aumentar el veneno.

3-     No utilizar amoniaco o alcohol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here