Copa menstrual: ¿segura para la salud?

La copa menstrual se ha establecido en los últimos meses como el producto para menstruación cómodo, económico y ecológico pero, ¿es realmente seguro?

copa menstrual

La copa menstrual es un recipiente de silicona que se inserta en la vagina y recoge el sangrado proveniente de la menstruación. La diferencia con el tampón es que, mientras que este absorbe la sangre, la copa la recoge evitando las alteraciones en el cuerpo.

¿Es la copa menstrual segura para la salud?

El departamento de Ciencias Clínicas de Liverpool School of Tropical Medicine (Reino Unido) ha determinado que las copas menstruales son una opción segura para el manejo de la menstruación, aunque pide mayor investigación sobre su rentabilidad y el efecto ambiental.

El estudio científico, publicado en la revista Lancet Public Health, proporciono información sobre fugas en comparación con otros productos, una lista de eventos adversos conocidos e información cuantitativa y cualitativa sobre aceptabilidad tanto en países de altos ingresos como en países de ingresos bajos y medianos. También evaluaron la disponibilidad y los precios de las copas menstruales. Los eventos adversos graves no fueron comunes, con cinco casos reportados de síndrome de shock tóxico.

¿Qué es el síndrome del shock tóxico?

El síndrome del shock tóxico  es un trastorno poco frecuente provocado por una toxina bacteriana. Puede estar causado por diferentes bacterias, entre las más comunes, se encuentran el Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes.

Normalmente, este síndrome se asocia a personas que se han sometido a operaciones quirúrgicas o han sufrido infecciones, aunque puede aparecer por la utilización de dispositivos anticonceptivos intrauterinos o intravaginales, tampones o copas menstruales.

El estudio no ha encontrado ninguna evidencia de que la copa menstrual suponga un riesgo adicional de infección mayor que el que presentan otros métodos. Han encontrado cinco casos de este síndrome, pero no se ha confirmado que exista un riesgo mayor que el de los tampones. Los síntomas más comunes son la fiebre, bajadas de tensión y algunos riesgos potencialmente graves digestivos, musculares, renales, entre otros. Para evitarlo, las autoridades sanitarias recomiendan no dejar mucho tiempo la copa puesta.

Actualmente se desconoce el número de usuarias de copas menstruales, por lo que no se pueden hacer comparaciones de riesgo de síndrome de shock tóxico entre copas menstruales, tampones o el diafragma intravaginal.

En conclusión, la copa menstrual es un método seguro y efectivo. Son productos más ecológicos que las compresas o los tampones y aunque al principio suponen un inversión mayor, tienen un vida útil de hasta 10 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here