La increíble dieta de la felicidad

felicidad

El papel que desempeña la felicidad, es indispensable para la vida de las personas. Es lo que nos mueve. Siempre intentamos ser felices en todos los sitios: en la oficina, en casa, con los amigos, etc. Digamos, que es el azúcar de la vida. Por eso, uno de los hábitos más importantes para conseguir la felicidad, es la alimentación. Hay estudios que demuestran que la felicidad y la dieta alimenticia que uno lleva, junto al estilo de vida, tienen mucha relación. Mejorando la dieta y añadiendo los alimentos que te comentamos a continuación, conseguiremos aumentar nuestro nivel de felicidad.

El Omega-3, muy importante:

Todo cuerpo necesita un mínimo de grasa (buena), para vivir en un estado saludable. El Omega-3 es indispensable en nuestra dieta, ya que aporta las grasas esenciales que necesita nuestro cuerpo. Varias investigaciones han demostrado que las personas que tienen niveles adecuados de este tipo de ácido graso, mantienen un mejor estado de ánimo que los que los rehúsan. 

Podemos encontrar este tipo de grasa en varios alimentos, aunque los que contienen un alto nivel de este, son los alimentos extraídos del mar, tales como: el salmón, el atún, las sardinas enlatadas y ciertos tipos de mariscos. Sin embargo, también podemos encontrar Omega-3 en varios alimentos vegetales, por ejemplo: las nueces, la soja, el pan de linaza y el aceite de linaza.

Por lo tanto, no dudes en añadir estos alimentos a tu dieta, ya que son sanos para tu cuerpo y ayudan a mejorar tu estado anímico.

La serotonina, la hormona de la felicidad.

Si alguna vez has escuchado que existe una hormona de la felicidad y no te lo has creído, lo sentimos, la verdad es que es cierto. Su nombre es “serotonina”. Se trata de un neurotransmisor que se sintetiza al consumir un aminoácido llamado triptófano, consiguiendo así, formar la llamada “hormona de la felicidad”.

 Para conseguir aumentar el nivel de serotonina en nuestro cuerpo, debemos consumir ciertos alimentos vegetales y animales, tales como: alimentos integrales, aves de corral, leche, carne roja, huevos, nueces, lentejas, y cereales.

 Por lo tanto, si añades este tipo de alimentos, podrás contribuir a la mejora de estado de ánimo y, además, de tu cuerpo, ya que aportarás todos los nutrientes necesarios.

Mantén tu cerebro en buen estado.

El cerebro es la parte más importante del cuerpo. Es el motor de todos nuestros músculos y órganos más importantes, por eso, no podemos descuidarlo y debemos mantenerlo siempre sano.

 El alimento esencial para que nuestro cerebro se encuentre sano y con la fuerza y actividad necesaria es la glucosa. Pero cuidado, no hay que confundir la glucosa natural con la artificial. Alimenta siempre tu cerebro con la natural, ya que la procesada, como el azúcar blanco (que encontramos en todos los alimentos procesados), es muy perjudicial para la salud, no solo de tu cerebro, sino de todo el cuerpo.

 Alimentos como las judías, los garbanzos, lentejas o alubias, son ricos en glucosa y podemos extraer la necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Además, este tipo de glucosa, la podemos encontrar en cualquier tipo de fruta, por lo que, si consumimos este alimento, también conseguiremos los aportes vitamínicos necesarios.

 Por lo tanto, evita a toda costa los dulces industriales, ya que la glucosa que aporta es perjudicial, y además no incluye ningún tipo de nutrientes.

El cacao puro, un gran aliado.

Los alimentos producidos con cacao puro, como el chocolate negro, también pueden ayudar a nuestro cuerpo en la mejora del estado de ánimo. Aunque, el más saludable es el chocolate negro sin azúcar, ya que apenas se encuentra procesado. Por eso podemos incluirlo en nuestra dieta, pero siempre con moderación, ya que consumir grandes cantidades, puede provocar serios daños a nuestro organismo.

 A pesar de que el cacao puede llegar a ser saludable, no lo son sus derivados. Alimentos como el chocolate con leche, o los dulces realizados con todos sus derivados como la dextrosa de cacao, el cacao desgrasado y muchos otros, es aconsejable evitarlos a toda costa, ya que son muy perjudiciales para nuestra salud, debido a su proceso industrial y los aditivos que contienen. 

 Por lo tanto, puedes añadir este alimento a tu dieta, aunque siempre consumiéndolo con moderación, y optando por la opción más saludable posible.

La dieta mediterránea, la mejor.

 Las dietas ricas en verduras, legumbres y frutas, son las mejores acompañantes para nuestro organismo y para nuestro estado anímico. Por eso, si puedes elegir una, te aconsejamos que sea la dieta mediterránea.

 Esta dieta se ha caracterizado siempre por ser rica en los alimentos ya comentados anteriormente. Este tipo de alimentación está relacionada con la felicidad. ¿Por qué? Porque incluye todos los alimentos mencionados en los puntos anteriores. Se trata de alimentos que aportan todas las vitaminas, nutrientes y minerales necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

 Por lo tanto, si quieres conseguir mejorar tu estado anímico y la salud de tu cuerpo, basta con que sigas este paso, ya que incluye todos los alimentos necesarios para tu salud.

 Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tu estado anímico. Sin embargo, no olvides reírte y realizar ejercicio, ya que solo así conseguirás mantener la felicidad y el bienestar en la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here