¿Es saludable la dieta Dukan?

Dieta Dukan

El método Dukan, es una dieta creada por el nutricionista francés, Pierre Dukan, y es una de las más utilizadas y famosas en la actualidad, pero no por eso es la más aconsejable. Se puso de moda a partir del año 2000 y sirve para adelgazar, basándose en un consumo masificado de proteínas. Y, por eso, existen muchas dudas y críticas sobre su funcionamiento y su repercusión en la salud.

Este tipo de dieta, ha sido muy discutida en algunos países. Aunque permite reducir el peso en poco tiempo , puede producirse déficit de vitaminas y minerales, a la par de desnutrición proteica.

 Para su realización, este método se basa en que las personas pueden comer 100 alimentos autorizados, de los cuáles, 72 son ricos en proteínas y 28 son verduras que recomienda. Además, está estructurada en cuatro fases distintas. Se empieza con la etapa más fuerte y se cierra con la menos fuerte de todas. Por lo tanto, estas son las cuatro fases de la dieta Dukan:

1-     Fase de ataque: Esta fase produce resultados claros y rápidos. Durante esta, solo se pueden consumir los 72 alimentos ricos en proteínas puras. Realizando tal alimentación, conseguimos que el organismo se estimule y aproveche las reservas corporales acumuladas, extrayendo la energía de la masa grasa.

Este primer ciclo tiene una duración de 2 a 7 días y recomienda ingerir una cucharada de avena y realizar 20 minutos al día de algún tipo de actividad física. El usuario, debería perder entre 2 y 4 kilogramos.

2-     Fase de crucero: A partir de aquí, se suman 28 alimentos como verduras y hortalizas, los cuales aportan las vitaminas necesarias. En este punto, la pérdida de peso continúa, aunque más lentamente. Durante esta fase hay un consumo alternado de proteínas y verduras. En esta fase, la duración pertenece al usuario, y se establecen 7 días por cada kilo que se pretenda perder. Durante esta fase, Dukan aconseja que se deban tomar 2 cucharadas de avena y se realicen 30 minutos de actividad física.

3-     Fase de consolidación: En esta fase, el usuario consigue alcanzar el peso justo al que se propuso en el momento del comienzo de la dieta. Sin embargo, como el cuerpo aún no ha llegado a acostumbrarse, llega a recuperar algunos de los kilos que ha perdido. Por lo tanto, el objetivo de esta fase no es perder kilos, si no evitar que los perdidos se recuperen.

En esta fase se establecerá un promedio de 10 días por cada kilo que la persona haya perdido. Mediante este intervalo, el plan permitirá la reincorporación de ciertos alimentos como los cereales, arroces, patatas y demás. Pero, el jueves será el día en el que el usuario realice un consumo que solo incluya proteínas.

4-     Fase de estabilización: Sin duda, esta es la más importante para conseguir que la dieta tenga su fruto. Esta fase ya no durará días, sino años, ya que es para el resto de la vida. Se trata de mantener el peso obtenido (que es lo que todos pretendemos). Por lo tanto, el riesgo de que el usuario recupere el peso perdido es posible si no se cumplieran las fases de dicha dieta.

Por lo tanto, las acciones que se deben mantener para no aumentar de peso, son:

  • Tomar tres cucharadas de salvado de avena cada día. Andar 20 minutos al día. Comer los jueves sólo proteínas

Por lo tanto, vemos como promueve las dietas que incitan a comer poco para conseguir adelgazar rápidamente y no tienen ningún tipo de objetivo que favorezca al organismo humano. Prometiendo así resultados rápidos y mágicos.

 Por otro lado, no hay ningún tipo de estudio que, científicamente, confirme que la proteína tiene propiedades adelgazantes. Con lo cuál, la base de la dieta se encuentra en una posición muy dudosa a la hora de su aplicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here