Crecen un 40% las donaciones de órganos en España

trasplante

Una vez más, España es el país que más órganos dona del mundo en 2019, sumando con este 28 años consecutivos de liderazgo. Este año ha conseguido una tasa de donación de 49 p.m.p (por millón de habitantes), por lo que aumenta un 2,7% con respecto al último año. Gracias a ellas, el número de trasplantes en España se acerca a los 5500, aumentando un 40% las donaciones de órganos en España en los últimos cinco años.

¿Por qué este éxito de donaciones en España?

La donación de órganos en España cuenta con varios factores que provocan su incremento cada año:

·      España cuenta con numerosos profesionales que son los responsables de la buena labor que se hace entre donaciones y trasplantes, para lograr salvar la vida de aquellas personas que están peleando por ella.

·        La identificación de un potencial donante.

·        En España se permite donar también a los mayores de 65 años, lo que no pasa en todos los países. Algunos tienen de edad límite 65 años por precaución.

·        Contemplar las donaciones en todos los casos de muertes, no sólo la cerebral, como la circulatoria. Esto se conoce como asistolia, y es de vital importancia la rapidez, ya que hay que los órganos se deterioran muy rápido.

¿Quién puede donar?

Pueden donar aquellas personas que antes de morir firman un documento declarando que quieren donar sus órganos, tanto para la investigación, como para pacientes que lo necesiten. Pero no en todos los casos es posible, es imprescindible que el fallecimiento tenga lugar en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital (UCI), ya que es en esa unidad donde se puede hacer una preservación y valoración de los órganos.

A partir de ahí, se establece si esos órganos están en buen estado como para ser trasplantados.

Consentimiento familiar

La ley de trasplantes dice que todos somos considerados donantes, a no ser que en vida hayamos dicho lo contrario. Aun así, es obligatorio preguntar a los familiares después de que se haya producido la muerte del paciente sobre su voluntad. En este caso la decisión de la familia es lo que cuenta, aunque el paciente quisiera, si no está firmado la familia es la que tiene la última palabra. Existe una tarjeta de donante, en la cual la persona firma que quiere donar sus órganos, pero esta tarjeta carece de valor legal por lo que es imprescindible que la familia tome una decisión.

También hay posibilidades de donar sin que la persona haya fallecido, siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos por la ley, como ser mayor de edad y estar en perfecto estado físico y mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here