¿Por qué es importante donar sangre?

Las donaciones de sangre contribuyen a salvar vidas y a mejorar la salud[1].

La sangre es el regalo más preciado que una persona puede ofrecer a otra[2].

La principal motivación para donar debe ser ayudar a salvar o mejorar la vida de aquellas personas que necesitan una transfusión de forma desinteresada, solidaria y altruista[3].

Todas las definiciones que encontramos sobre la donación de sangre tienen como eje central el altruismo, proporcionar de forma desinteresada sangre a otras personas que lo necesitan. Si preguntásemos a alguien que ha sido sometido a una transfusión de sangre, posiblemente pronunciaría términos como agradecimiento, gratitud, vida, etc. para definir este acto.

Podríamos entonces definir donar sangre como un compromiso social que tenemos las personas hacia otras de forma que contribuimos a su calidad de vida y, de esta manera, añadir vida a sus días.

Únicamente el 1% de la población mundial dona sangre, en España solo el 5 %

La sangre es un recurso que no se puede fabricar de forma artificial. Es realmente necesaria en procesos como puedan ser en oncología, en intervenciones quirúrgicas médicas, en traumatismos, en accidentes de tráfico, hemorragias, en personas con anemia grave o mujeres con complicaciones obstétricas.

Únicamente en la Comunidad de Madrid se necesitan cada día 900 donaciones de sangre

¿Qué es la sangre?

La sangre se encarga de proporcionar oxígeno y nutrientes a los diferentes tejidos del organismo y eliminar los desechos. Está compuesta por plasma y por diferentes células suspendidas en ella. Producidas en la médula ósea, estas células son de tres tipos fundamentales: glóbulos rojos o hematíes (transportan oxigeno desde los capilares de los pulmones), glóbulos blancos o leucocitos (protegen de las infecciones) y las plaquetas (se encarga de la coagulación de la sangre y evitan las hemorragias).

En una intervención quirúrgica se pueden necesitar hasta 20 donaciones

¿Quiénes pueden donar sangre?

Existen unos criterios básicos que establecen las personas que pueden donar sangre, aunque siempre será decisión de un médico. Principalmente puedes donar sangre si:

  • Eres mayor de 18 años y tienes menos de 65 años
  • Pesas más de 50 kg
  • Tienes una salud óptima
  • Sí pueden donar:
    • Las mujeres durante la menstruación.
    • Si tomas anticonceptivos orales, aspirina y/o antinflamatorios.
    • Si tienes alergia y estás tomando antihistamínicos.
    • Si tienes hipertensión arterial, siempre y cuando esté controlada.

¿Quiénes no pueden donar sangre?

Existen grupos poblaciones a los que no se les permite donar sangre bajo ningún concepto o, en otros casos, esta restricción es de forma temporal:

  • De forma permanente no pueden donar:
    • Portadores del virus de Hepatitis B o C
    • Personas con paludismo
    • Personas con enfermedad de Chagas
    • Personas que han sido diagnosticadas con cualquier tipo de patología tumoral
    • Personas con SIDA
    • Personas con HTLV I/II
  • De forma temporal:
    • Los que han tomado ciertos medicamentos
    • Personas que han sido sometidas a cirugías recientes
    • Los que han sido sometidos a endoscopias (4 meses)
    • Los que se han realizado tatuajes, piercings o acudido a sesiones de acupuntura (4 meses)
    • Mujeres embarazadas
    • Los que hayan sido diagnosticados con infecciones recientes

En cuanto a la regularidad, se recomienda dejar pasar al menos 8 semanas entre una donación y la siguiente, tiempo más que necesario para que los niveles de glóbulos rojos sean los óptimos. Anualmente, en mujeres se recomienda donar un máximo de tres veces y en hombres es posible donar hasta 4 veces.

En un tratamiento de leucemia pueden ser necesarias hasta 250 donaciones para un único paciente

¿Dónde puedo donar sangre?

La donación de sangre se trata de un proceso seguro y sencillo que se puede realizar principalmente en centros hospitalarios, aunque también es posible acudir a diferentes unidades móviles o Centro de Transfusión de tu comunidad autónoma.

La donación de sangre es un proceso compuesto por diferentes fases que permiten garantizar la seguridad del receptor mediante el análisis de la sangre del donante para detectar posibles anomalías o infecciones transmisibles por transfusión.

¿Cuándo se necesario donar sangre?

SIEMPRE. La sangre se puede conservar únicamente durante un escaso tiempo y su necesidad es constante. Donar de forma habitual permite garantizar la disponibilidad ante las necesidades diarias y mantener las reservas de sangre donde sea necesario.


[1] https://www.who.int/features/qa/61/es/

[2] https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/donacion-sangre

[3] http://www.donarsangre.org/donantes-de-sangre/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here