¿Qué factor de protección debo usar?

factor de protección

En verano, solemos pecar de tomar el sol sin proteger la piel de los rayos uva, lo cuál es malo y hace que lleguemos a tener quemaduras solares. Por eso, tenemos que cuidar nuestra piel frente a estas circunstancias, con la protección solar.

Debemos tener muy claro cuál es el factor de protección que debemos usar. Éste cambiará según nuestro tono de piel y sensibilidad a los rayos ultravioletas.

¿Qué tipos de piel hay?

Sabemos que la piel puede aguantar un total de 10 minutos al sol sin enrojecerse, por lo tanto, debemos basarnos en este dato para escoger la protección adecuada. Para elegir cuál es la que debemos utilizar, hay que tener en cuenta factores como la pigmentación de la piel o de los ojos, que determina la sensibilidad de las personas. Aquí te exponemos los distintos fototipos de piel que hay:

Tipos de piel

  • Fototipo 1: Estas pieles son de un tono muy pálido, por lo tanto tienden a quemarse. No suelen llegar a broncearse y suelen tener reacciones alérgicas al sol. Deben usar el factor 50, que es el más alto. La protección nos dura 8 horas, ya que la piel aguanta 10 minutos sin enrojecerse. Para llegar a este dato, se multiplican los 10 minutos por el factor (en este caso 50) de la crema, y por tanto, queda 10×50= 500 minutos lo que son, aproximadamente, 8 horas.
  • Fototipo 2: En este grupo se encuentran las pieles que son blancas y sensibles a la luz solar. Estas pieles suelen pertenecer a personas con pelo rubio o de un tono claro. Además, no llegan a tener color moreno, por lo que son sensibles a tener reacciones alérgicas por el sol. Por lo tanto, este tipo de pieles se deben proteger con un factor 50 también, ya que es la que más les protegerá frente a los rayos solares.
  • Fototipo 3:Estas se mantienen en un color intermedio y suelen tenerla las personas con el pelo castaño, que se caracterizan por poder tomar bronceado, por lo tanto,bastaría con que utilizaran un factor de 30, ya que no suelen ser propensas a quemaduras.
  • Fototipo 4: A este grupo pertenecen las personas con pieles oscuras, y se broncean fácilmente y muy rápido, por lo que su factor de protección, podrá ser de 15 – 20, aunque dependiendo del tiempo que vaya a estar expuesto, podrá variar el factor.
  • Fototipo 5: Estas pieles son más oscuras y bastará con que utilicen un factor 15 – 20, ya que no son sensibles a la luz solar y aguantan bien los rayos solares.
  • Fototipo 6: Este tipo de pieles son negras, y por lo tanto basta con que utilicen el factor 15 – 20.

La crema varía según la exposición al sol

Además, la cantidad de crema y el nivel, también depende de la hora en la que nos encontremos expuestos al sol. La radiación ultravioleta (uv), cambia según el momento del día.

  • Radiación uvb baja: valores de 1 a 3
  • Radiación media: valores 4 a 6
  • Radiación alta: valores de 7 a 9
  • Radiación extrema: valores superiores a 10

Renovar cada dos horas

Debido a que cuando nos exponemos al sol sudamos y, si estamos en la playa o en la piscina nos bañamos, es importante volver a aplicar el protector cada 2 horas. Además, la absorción de esta, cambia según la persona y en otras puede tardar más. Por lo tanto, para evitar que la piel sufra quemaduras, es importante hacer caso a esta recomendación, ya que en el tiempo que la piel está sin crema, se expone a sufrir quemaduras.

Cada persona y cada piel son distintas, esta regla de 2 horas es general, por lo tanto, variará debido a los distintos factores. Existe la posibilidad de que las personas con piel más pálida, deban aumentar la frecuencia y ponerse crema cada hora, dependiendo de su sensibilidad.

Cuando usemos protectores solares, tenemos que asegurarnos de aplicarlo al menos 30 minutos antes de estar expuestos a la radiación uv. Además, siempre será mejor usar un tipo de protector resistente al agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here