La falta de sueño no se puede recuperar

0
falta de sueño

Una revisión publicada en la revista Trends in Neurosciences ha demostrado que las horas perdidas por la falta de sueño no se llegan a recuperar nunca. Y que, además, la interrupción crónica del mismo tiene importantes implicaciones en nuestras neuronas.

Existen algunas de las alternaciones que se producen por la interrupción crónica del sueño. Entre ellas están pérdidas de memoria, la irritabilidad o el déficit en el rendimiento. Ahora, el artículo de revisión apunta a una creciente evidencia de que dormir muy poco es muy probable que provoque daños cerebrales duraderos. Además de un mayor riesgo de trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer.

A su vez, se realiza un enfoque para los estudios en modelos animales. Para probar críticamente el verdadero impacto que produce a largo plazo la pérdida de sueño en el cerebro. Los investigadores han identificado dominios cognitivos particularmente vulnerables a una recuperación retrasada o incompleta después de la interrupción crónica del sueño. Incluida la vigilancia sostenida y la memoria episódica

Los datos informan que, las personas que han estado de 1 a 2 semanas con problemas de sueño, normalizan los trastornos del estado de ánimo y soñolencia. Por lo general, las solucionan con una o dos noches de sueño de recuperación. Sin embargo, las medidas objetivas de vigilancia mostraron déficits persistentes, en relación con el rendimiento inicial, después de 2 o 3 noches de sueño de recuperación.

Estudios anteriores sobre la falta de sueño

Ya se habían realizado estudios anteriores de ratones que fueron privados de sueño. Unos estudios que los actuales investigadores tuvieron muy en cuenta. Gracias a ello, descubrieron que cuando los animales se mantenían despiertos solo un par de horas más de lo habitual cada día, dos partes clave del cerebro se veían notablemente afectadas. Una de ellas era el locus coeruleus, que maneja los sentimientos de alerta y excitación. Y, la otra, el hipocampo, que juega un papel importante en la formación de la memoria y el aprendizaje.

Con todo ello, podemos llegar a la conclusión que es muy importante descansar bien. Especialmente, el tiempo adecuado para evitar que las afecciones llegan hasta nuestro cerebro. Y con ello nos afecto de una forma más grave e irreversible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here