¿Qué es el ácido hialurónico?

Es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestros tejidos y organismos que se caracteriza por tener la capacidad de atraer y retener grandes cantidades de agua, lo que hace que esos tejidos de nuestro organismo se mantengan en buenas condiciones.

Ácido hialurónico
Liquid transparent gel or serum

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en numerosos tejidos y partes de nuestro cuerpo: epidermis, tejido conectivo, cartílagos, cartílagos o líquido sinovial. Se caracteriza por tener la capacidad de atraer y retener grandes cantidades de agua, lo que hace que esos tejidos de nuestro organismo se mantengan en buenas condiciones.

A medida que va pasando el tiempo, la presencia de esta sustancia disminuye notablemente, lo que produce pérdida de hidratación en la piel y, por tanto, elasticidad y firmeza. Esto provoca que aparezcan arrugas en la piel. Además, ocurre también en las articulaciones, ya que los cartílagos se hacen más rígidos, pudiendo romperse y hacer que se sienta dolor con cada movimiento a causa del roce entre los huesos. De hecho, a los 50 años en el organismo sólo queda la mitad del ácido hialurónico corporal.

Utilizado en el sector de la cosmética

Al ser un producto que retiene el agua, es uno de los ingredientes estrella dentro del sector de la cosmética. Se ha generalizado su uso como hidratante y reconstituyente para la piel. Gracias a su capacidad para rellenar arrugas, se han desarrollado productos que ofrecen un tratamiento antiarrugas y antienvejecimiento, ya que es capaz de penetrar hasta las capas más profundas de la piel. 

El ácido hilaurónico se utiliza en:

  • El contorno y comisura de los labios.
  • El volumen labial y facial (pómulos).
  • En las arrugas labiales o peribucales (alrededor de la boca).
  • En los surcos nasogenianos (líneas de expresión a ambos lados de la nariz y la boca).
  • En las patas de gallo.

Utilizado en el sector de la medicina

En medicina, se usa en inyecciones intraarticulares, que resultan necesarias en pacientes con artrosis de rodilla. Su objetivo es conseguir un efecto de lubricación en esa y otras articulaciones, que supone un alivio parcial del dolor y una mejora de la función. En los últimos años, se ha extendido también a articulaciones como el tobillo, la cadera, el hombro y otras articulaciones de la mano, no solo mediante inyección sino también en forma de preparados orales.

También se utiliza para cicatrizar heridas, gracias a su capacidad regeneradora. Además, también es usado en centros de fertilidad, en los que se aplica a las células cercanas al óvulo. 

En la medicina deportiva, se están centrando en la curación del esguince de tobillo, ya que se ha descubierto que el ácido hialurónico es capaz de aliviar el dolor y acelerar la recuperación de estos esguinces.

¿Dónde podemos encontrarlo?

  • Como un componente de cremas para la piel. El ácido hialurónico mejora el estado de la piel, devolviéndole la hidratación y alisando visiblemente las arrugas.
  • En complementos alimenticios. Si buscamos regenerar los cartílagos y fomentar la producción de colágeno, podemos confiar en el ácido hialurónico. Al ser digerido ayuda a mejorar el envejecimiento generaly no sólo el de la piel en la que se aplica.
  • En forma de inyecciones. Las inyecciones de ácido hialurónico crean una malla que favorece el funcionamiento correcto de los tejidos. En forma de filler alisa la piel y rellena las áreas en las que se inyecta (labios, ojeras, pómulos, arrugas…, atrayendo moléculas de agua para promover la hidratación. Cuando se utiliza como tratamiento en las articulaciones, acelera el proceso de curación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here