¿Qué es la vitamina B12 y para qué sirve?

La vitamina B12, presente solo en alimentos de origen animal, es un nutriente que ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos.

Las vacas producen vitamina B12

La vitamina B12 ejerce una enorme influencia sobre el bienestar y el rendimiento físico. Se trata de un nutriente indispensable para la formación de glóbulos rojos en la sangre y el mantenimiento del sistema nervioso central. Como tal, fortalece el sistema inmune y protege de enfermedades virales, a la vez que ayuda a la concentración.

En definitiva, al preguntarnos por los beneficios de la vitamina B12, o para qué sirve, tendremos que hacer referencia a que es fundamental para el metabolismo del cuerpo. Por tanto, influye en procesos tan importantes como la generación y el uso de energía, la nutrición, la digestión, la absorción, la eliminación, la respiración, la circulación o la regulación de la temperatura. Además, es esencial para la síntesis del ADN, el ARN y la mielina, y previene la anemia perniciosa, enfermedad cuyas principales afecciones son el cansancio y la debilidad.

¿Cómo se obtiene la vitamina B12?

También conocida como cobalamina, la vitamina B12 se forma a partir de microorganismos como las bacterias. A pesar de ello, no puede ser producida por nuestro organismo.

Si bien es sintetizada activamente por un gran número de bacterias del intestino, al producirse la síntesis en un lugar tan alejado de donde se produce la absorción fisiológica de la vitamina, su aprovechamiento es mínimo y suele ser eliminada por las heces.

Por tanto, esta vitamina hidrosoluble -que se disuelve en el agua- solo está presente en cantidad suficiente en alimentos de origen animal. Por ejemplo, en el pescado, la carne, las aves, los huevos la leche o los productos lácteos.

Es por este motivo que se suele recomendar tomar suplementos de vitamina B12 al seguir una dieta vegana o vegetariana no ovoláctea. Los animales, de hecho, suelen ingerirla a través de piensos enriquecidos. Aunque algunos rumiantes, como las vacas, también la pueden producir por sí mismos.

¿Qué cantidad de vitamina B12 es necesaria?

Las cantidades diarias recomendadas de vitaminas varían en función de la edad y el sexo de las personas, así como de sus circunstancias. Por este motivo, es importante consultar con un profesional médico cuál es la cantidad que su cuerpo necesita en particular. 

En el caso de la vitamina B12, la cantidad media diaria que se recomienda para una persona adulta es de 2,4 microgramos (mcg), no obstante, esta cantidad aumenta hasta los 2,6 mcg en el caso de las mujeres embarazadas y hasta los 2,8 mcg en el de las mujeres en periodo de lactancia.

Déficit de vitamina B12  

¿Por qué se produce?

El organismo almacena en el hígado el equivalente a varios años de vitamina B12, por lo que no es muy usual experimentar una deficiencia de este tipo de vitamina.

No obstante, algunas personas pueden no consumir suficiente vitamina B12 o tener dificultades para absorberla.

Entre las principales causas de un déficit de vitamina B12 se encuentran:

  • Una insuficiencia de ácido clorhídrico en el estómago. Este es fundamental para que el cuerpo absorba la vitamina B12 presente en los alimentos.
  • La gastritis atrófica o el uso de medicamentos que bloquean o neutralizan el ácido gástrico. El ácido gástrico ayuda a separar la vitamina B12 de los alimentos que la contienen, por lo que su ausencia afecta a la concentración de esta vitamina.
  • La enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn. Esta última afecta al íleon (sección final del intestino delgado), lugar en el que se absorbe la vitamina B12.
  • El sometimiento a una cirugía gastrointestinal, por ejemplo, para perder peso. Esta podría reducir la cantidad de vitamina B12 que el cuerpo es capaz de absorber. 
  • Una dieta desprovista de alimentos de origen animal. Este tipo de alimentos son los únicos que contienen vitamina B12 en una cantidad suficiente.

¿Qué síntomas provoca?

El sistema circulatorio y el sistema nervioso son los más afectados por una deficiencia de la vitamina B12. En este sentido, el déficit de esta vitamina puede ocasionar una pérdida del equilibrio, anemia perniciosa, debilidad o un entumecimiento u hormigueo en los brazos y las piernas.

Para reconocer una falta de vitamina B12, es importante fijarse en las siguientes señales:

  • Déficit de energía, fatiga o debilidad frecuentes.
  • Desmayos, mareos o problemas de equilibrio.
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho.
  • Fallos en la memoria, confusión mental, lentitud de reflejos o desorientación.
  • Falta de apetito y pérdida de peso.
  • Palidez o color amarillento en la piel.
  • Irritabilidad o cambios de humor.
  • Dolor o heridas en la lengua o en la boca.
  • Falta de motivación y sensación de apatía o tristeza recurrentes.

¿Qué tratamiento seguir?

Para incrementar los niveles de vitamina B12 en el organismo, lo habitual es que se recomiende:

  • Una inyección de vitamina B12 mensual. Las personas con niveles muy bajos de vitamina B12 pueden necesitar más inyecciones al principio.
  • Tomar suplementos de vitamina B12.
  • Comer determinados alimentos ricos en vitamina B12, tales como:
    • Hígado vacuno y almejas, que son las mejores fuentes de vitamina B12.
    • Pescado, carne, carne de ave, huevos, leche y otros productos lácteos.
    • Ciertos cereales para el desayuno, levaduras nutricionales y otros productos alimenticios fortificados con vitamina B12 agregada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here