¿Qué ocurre en el tercer trimestre de embarazo?

¡Llega la recta final del embarazo! En este momento, tu futuro hijo empieza a desarrollarse rápidamente y se asemeja y se comporta como un bebé que se prepara para venir al mundo. Para ello estar preparada tú también siguiendo los consejos de este artículo.

Ecografía embarazo

¡Has llegado a la última etapa de la aventura de traer un hijo al mundo que hace unos meses emprendiste! ¡Ya falta poco! En este momento del embarazo, tu futuro hijo comienza a desarrollarse y continúa creciendo de forma extraordinaria para asemejarse al bebé que nacerá en unas semanas.

Notarás con más frecuencia sus movimientos, incluso es probable que te des cuenta de cuándo está despierto y cuando está dormido. Su comportamiento es ya como el de un bebé normal, comienza a chuparse el pulgar y a hacer movimientos de succión, de tal forma que estará preparado para mamar una vez que haya nacido. Podrá ver y escuchar y responderá a los estímulos de su entorno.

Con el tercer trimestre de embarazo vendrán algunas molestias fruto del tamaño y peso de tu futuro hijo que harán que necesites bajar tu ritmo de vida.

Es probable que, en este sprint final, lleguen algunas nuevas molestias para las que debes estar preparada. El aumento de tamaño y peso del bebé pueden causarte sensación de fatiga e incluso falta de aliento cunando, por su tamaño, presione el diafragma y los pulmones. Actividades cotidianas como subir escaleras, pueden convertirse en algo verdaderamente costoso. Es importante que recuerdes que, a partir de aquí, debes descansar más a menudo y bajar tu ritmo de vida para tomártelo todo con más calma.

Es el momento de pedir ayuda a los que te rodean para las cosas que antes no costaban y en cambio ahora suponen una dificultad por tu situación: cargar pesos, recorrer largas distancias, etc.

La presión ejercida por el bebé en tu vejiga puede hacer que vayas con mayor frecuencia al baño. Para evitar esto, disminuye la cantidad de líquido que ingieres antes de acostarte. También es posible que encuentres que tus tobillos se hinchan, fruto de que tu cuerpo está produciendo fluidos adicionales, por lo que recomendamos mantener las piernas en alto de vez en cuando para aliviar la hinchazón.

La incomodidad física del embarazo desparecerá cuando el bebé nazca

Sin embargo, debes acordarte de disfrutar de este momento. Estás a punto de traer una vida al mundo, y este periodo siempre lo recordarás con felicidad. Piensa, si no lo has hecho ya, en un nombre para el bebé, compra ropa para cuando nazca, adecúa la casa para la estancia de un niño. En definitiva, ¡disfruta de tu embarazo porque es una etapa única!

A continuación, te damos algunos consejos para hacer más llevadero el tercer trimestre del embarazo mientras esperas la llegada de tu bebé.

  • Ve a los cursos de preparación del parto. En ellos aprenderás técnicas de relajación que te ayudarán a prepararte y concentrarte cuando llegue el momento.
  • Sal a pasear siempre que puedas. Caminar y el aire fresco te ayudarán a mejorar la circulación y aliviarán algunas de las molestias propias de este periodo.
  • Infórmate sobre el parto, pregunta a tu ginecólogo. Esto te ayudará a estar preparada y disminuir las preocupaciones que ahora puedan venirte a la cabeza.
  • Duerme de lado, como más cómoda te sientas, utilizando cojines para apoyar muslos y espalda. El sueño, al menos, debe durar siete horas cada noche y una siesta de media hora durante el día.
  • Y la más importante, continúa asistiendo semanalmente a las visitas prenatales para que el profesional sanitario esté al tanto del avance de tu futuro hijo. Saber que todo está bien y relajarte antes de que llegue el momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here