Aumentan los casos de insomnio y su gravedad en médicos de familia

Datos de una encuesta realizada por la SEMG y Alianza por el Sueño a 549 médicos de atención primaria

0
La situación actual de la atención primaria aumenta los casos de insomnio en médicos de familia.
SEMG.

El contexto laboral existente en la atención primaria, con una alta carga y presión asistencial, es un factor que predispone a un incremento de los casos de insomnio en sus profesionales sanitarios, así como una mayor expresión en la gravedad de dicha enfermedad. En concreto, los factores que los médicos de Atención Primaria identifican como determinantes para sufrir insomnio son la carga de
trabajo (76,32%), el escaso reconocimiento profesional (46,99%), los problemas con los usuarios (37,34%), el mal clima laboral (35,34%), los problemas con su salud (26,78%), problemas de inseguridad laboral como la temporalidad (20,04%) y los problemas económicos (el 17,49%).

Así se desprende de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Alianza por el Sueño a 549 médicos de Atención Primaria. Contestaron el sondeo mayoritariamente médicos de familia en situación laboral activa, en concreto, el 89,07%. “Las alarmantes conclusiones de este estudio, que ponen de manifiesto una vez más los problemas que vive la atención primaria, hacen necesaria la puesta en marcha de acciones urgentes por parte de las Administraciones y gestores en la puerta de entrada al Sistema Nacional de Salud, y más teniendo en cuenta los problemas de recambio generacional existentes en la especialidad de Medicina de Familia”, tal y como explica la doctora Pilar Rodríguez Ledo. “Tenemos que ayudar a nuestros profesionales a proteger su derecho a descansar y reducir estas cifras de insomnio”, según la presidenta de la SEMG.

“Tenemos que ayudar a nuestros profesionales a proteger su derecho a descansar y reducir estas cifras de insomnio”

Presidenta de la SEMG

El 49,9% de los profesionales declaraban que el insomnio afecta a su productividad laboral. El 40,8% considera que impacta en su nivel de atención al paciente y el 12,6% afirma que el insomnio le ha afectado a su carrera profesional. Además, el 85% de los encuestados declara que los días posteriores a sufrir insomnio sienten mayor fatiga y el 54% reconoce cometer más errores en su ejercicio laboral. “El insomnio produce efectos negativos en el día siguiente que impactan directamente en la vida de la persona, ya sea a nivel personal o profesional. El insomnio se asocia al deterioro de la calidad de vida relacionada con la salud mental y física, generando un alto impacto sobre quienes lo padecen”, explica el doctor Lorenzo Armenteros, coordinador del estudio y miembro del Grupo de Trabajo Salud Mental de la SEMG y de la Alianza por el Sueño.

El impacto del insomnio: recurrir a la medicalización

Otro de los apartados del estudio se ha centrado en determinar cómo afecta el insomnio en la salud de los profesionales y en sus relaciones sociales. En este sentido, el 64,3% de los participantes declara que el insomnio le ha afectado a su salud mental, mientras que el 58,3% en su salud física. En lo que concierne a las relaciones sociales, el 37,7% declara que el insomnio le afecta a su relación con la familia, la pareja o sus amigos.

La elevada carga laboral en la atención primaria y la afectación en su productividad, lleva a los médicos que sufren insomnio a gestionar este problema de salud con medicamentos, según se constata en este estudio. Entre los resultados cabe destacar que el 51% de los médicos de atención primaria que padecían insomnio declaraba estar consumiendo medicación para paliarlo, siendo los ansiolíticos (tranquilizantes) las sustancias más utilizadas y seguidos de hipnosedantes. En este sentido, el 22,2% de los encuestados lo consumen alguna vez al mes, el 12,7% varias veces a la semana y el 16% diariamente.

A los 280 profesionales que respondieron que consumían estos fármacos se les preguntó sobre el tiempo de consumo, siendo el 70,7% los que llevaban más de un año y el 29,9% menos de un año. De estos, el 84,3% declaran que el trabajo le influye a la hora de consumir estas sustancias psicoactivas y el 85,4% de los encuestados respondieron que no existe ninguna iniciativa de promoción de la salud y prevención de consumo de sustancias adictivas como los hipnosedantes en su trabajo.

Los trastornos del sueño afectan cada día a más personas y se han situado entre los principales problemas de salud pública en nuestro país. Actualmente, se estima que la incidencia en problemas del sueño es de un 40% a nivel mundial y entre un 20% y 48% a nivel nacional. Dormir mal, además, afecta en la funcionalidad diurna de los pacientes y tiene consecuencias muy negativas en la función cognitiva, las relaciones personales, la gestión emocional, la toma de decisiones y la productividad laboral de los mismos. Según la OMS el 70% de la población mundial no duerme las 8 h/día recomendadas. Y según la World Sleep Society se estima que hasta el 45% de la población mundial padecerá, en algún momento, algún trastorno de sueño grave, por lo que se considera una epidemia global.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here