5 enfermedades provocadas por el uso excesivo de las tecnologías

Hay que ser precavidos siempre con el uso de la tecnología y saber emplearla durante el tiempo estrictamente necesario

0
enfermedades-tecnologicas

Con el tiempo, la tecnología ha convertido en un elemento fundamental en nuestro día a día. Gracias a ella, podemos hacer cosas antes impensadas, como estudiar o trabajar desde cualquier lugar en cualquier momento, comunicarnos a tiempo real con personas que estén al otro lado del mundo o resolver casi todas las dudas en la web, entre otras posibilidades. A éstas se les consideran enfermedades tecnológicas.

Pero hay que tener en cuenta que el uso excesivo de esta tecnología también puede implicar problemas mayores en la salud. A continuación se van a exponer algunas de las enfermedades más comunes que puede provocar el excesivo uso de la tecnología.

Enfermedades tecnológicas asociadas al uso excesivo de la tecnología


1 – Síndrome del Túnel Carpiano

Se trata de una enfermedad que suele venir causado por el uso excesivo del teléfono móvil. Ésta afecta a la mano y le suele causar a la misma entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la mano y dedos. Esta enfermedad aparece cuando el nervio que va desde al antebrazo a la mano se presiona o atrapa dentro del túnel carpiano a nivel de la muñeca. 

2 – Daños auditivos

Normalmente quienes escuchan música a un volumen elevado, especialmente mediante el uso excesivo de los auriculares, están en riesgo de sufrir daños auditivos que pueden llegar a ser irreversibles. Ya no solo puede acarrear problemas de sordera, sino también de equilibrio, puesto que éste último sentido también se encuentra presente en el oído.

Según datos recientes de la Organización Mundial de la Salud, unos 1.100 millones de jóvenes en el mundo están en riesgo de quedar sordos debido al mal uso de auriculares. A pesar de ello, existen algunas precauciones que se pueden tomar para un buen uso de los mismos, la principal es que el volumen al que lo escuches siempre sea siempre menor al 60% de la capacidad del aparato.

3 – Daños en la visión

El excesivo uso de las pantallas también forma parte de las enfermedades tecnológicas, puesto que puede provocar daños en la visión. Si sumas las horas al día que estás frente a un ordenador, un teléfono móvil y una televisión seguramente nos percatemos del excesivo tiempo que pasamos frente a las pantallas a lo largo de todo un día. Hay que tener en cuenta que el tiempo de exposición máxima por día debería ser nada más que de dos horas. Por lo tanto, es necesario tomas precauciones para evitar daños oculares si crees que sobrepasas ampliamente este límite recomendado.

El excesivo uso de las pantallas también puede provocar daños en la visión. Si sumas las horas al día que estás frente a un ordenador, un teléfono móvil y una televisión seguramente nos percatemos del excesivo tiempo que pasamos frente a las pantallas a lo largo de todo un día. Hay que tener en cuenta que el tiempo de exposición máxima por día debería ser nada más que de dos horas. Por lo tanto, es necesario tomas precauciones para evitar daños oculares si crees que sobrepasas ampliamente este límite recomendado.

4 – Nomofobia: entre las enfermedades tecnológicas más frecuentes

La nomofobia es una fobia que consiste en experimentar sentimientos de ansiedad, inseguridad y hasta angustia cuando sales de tu casa y te olvidas el móvil o cuando por algún motivo, como la falta de señal o el quedarse sin batería, impiden el uso de éste. Se trata de un miedo que ha comenzado a ser parte de la vida moderna recientemente y que posee una estrecha relación con la adicción al teléfono móvil.

La nomofobia es una fobia que consiste en experimentar sentimientos de ansiedad, inseguridad y hasta angustia cuando sales de tu casa y te olvidas el móvil o cuando por algún motivo, como la falta de señal o el quedarse sin batería, impiden el uso de éste. Se trata de un miedo que ha comenzado a ser parte de la vida moderna recientemente y que posee una estrecha relación con la adicción al teléfono móvil. Se trata de una de las enfermedades tocológicas más común en nuestros días.

5- Daños en el sistema nervioso

Además de los ya mencionados, el abuso de la tecnología puede traer consigo daños que resultan irreparables en el sistema nervioso central, como el vértigo, fatiga, insomnio u otros trastornos del sueño, además de posibles pérdida de memoria, entre otros síntomas.

Por esta razón, hay que ser precavidos siempre con el uso de la tecnología y saber emplearla durante el tiempo estrictamente necesario. Y así lograremos que la misma nos beneficie siempre y que no nos perjudique, para combatir estas enfermedades tecnológicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here